Divisas

El euro se mantiene en zona de máximos tras rebasar por primera vez los 1,25 dólares

Las dudas sobre la recuperación económica de EE UU, su excesivo déficit público y el peligro de nuevos atentados terroristas continúan mermando la cotización de la divisa estadounidense. Así, los inversores siguen refugiándose en el euro que hoy se mantiene en máximos tras llegar a sobrepasar los 1,25 dólares.

La moneda única ha marcado hoy un nuevo máximo histórico frente al dólar y ha superado por primera vez la barrera de los 1,25 dólares. A las 13.35 (hora española) ha llegado a cambiarse en el mercado de Francfort a 1,2511 dólares. Sin embargo, poco después ha comenzado a ceder y a las 17.00 se cambiaba a 1,2483 dólares. Por su parte, el Banco Central Europeo (BCE) ha fijado su cambio oficial en 1,2499 dólares. El euro acumula durante el año 2003 una revalorización con respecto a la divisa estadounidense del 15%. El enésimo mejor registro de la divisa europea coincide con la noticia de un posible recorte de los tipos de interés que el BCE estaría estudiando, según publica hoy el diario alemán Financial Times Deutschland, que se remite a una "alta personalidad" dentro de la entidad. La decisión se tomaría en las próximas cuatro u ocho semanas, según el rotativo.

"La rápida subida del euro introduce un elemento de inseguridad en nuestros pronósticos", cita el periódico. "Hay que volver a evaluar el conjunto". Según las últimas estimaciones del banco europeo, la economía del área crecerá un 1,6 por ciento en 2004, mientras que la inflación se situará en el 1,9%. Estos pronósticos fueron realizados con un euro en torno a los 1,17 dólares, pero la moneda única dejó atrás esa marca hace muchas jornadas y hoy cotiza por encima de los 1,2475 dólares.

La fuente citada por el diario añade que, junto a la apreciación del euro, hay otros factores que son importantes para el BCE como si la economía mundial intensifica su crecimiento, se contrarrestarán los efectos negativos del avance de la moneda única. Además, entiende que un euro fuerte permite mantener controlada la inflación, porque reduce los precios de las importaciones.

Hasta este otoño, el banco europeo había insistido en que no existen motivos para seguir bajando los tipos de interés del área, en el 2% desde el pasado junio. Sin embargo, la moneda única se ha apreciado un 13% desde mediados de septiembre, recuerda el diario. Esta información contrasta con lo publicado por el también alemán Handelsblatt, que afirma que los principales bancos de inversión cuentan con que el BCE suba los tipos el próximo año y señalan que lo hará antes que la Reserva Federal estadounidense.

Miedo al terrorismo

En la pasada semana, la divisa europea llegó a subir hasta los 1,2470 dólares a raíz de la presión que vive estos días el billete verde por el persistente miedo a que EE UU vuelva a padecer atentados terroristas. La noticia de que una terminal en el aeropuerto de La Guardia en Nueva York había sido evacuado temporalmente o la suspensión de los vuelos de Air France a Los Ángeles por la presunta presencia de un terrorista entre el pasaje lastró la cotización de forma definitiva. A la tónica pesimista de la divisa estadounidense se sumó la percepción de que el dólar está perdiendo atractivo como herramienta financiera debido a factores geopolíticos y a los bajos tipos de interés estadounidenses. El euro está a punto de cerrar 2003 con unas ganancias frente al dólar del 18%.