CincoSentidos

El nuevo Alfa Romeo 166 gana en potencia

Más que por la renovación estética practicada, la gama 166 de Alfa Romeo se caracteriza por la inclusión de dos nuevos motores que le permiten rivalizar, ahora sí, con la competencia germana, un gasolina de 240 CV y un turbodiésel JTD, que entrega 175.

Puesto que la receta de una gran berlina de silueta cupé gusta a los usuarios, Alfa no ha querido apostar por cambios drásticos. El 166 es casi idéntico al anterior, aunque ahora goza de una estética frontal más atractiva y moderna, en línea con otros productos de la casa.

Ahora cuenta con grupos ópticos dobles y de cristal liso que, a su vez, incorporan los intermitentes (antes eran pieza aparte). Además, la calandra, idéntica a la de los nuevos 156, procede de la estrenada por el prototipo Brera. Este elemento ha obligado a modificar los paragolpes (también son nuevos los posteriores) de tal forma que también es nueva la ubicación de la matrícula (ahora va a un lado) y las tomas de aire inferiores. También se modifican los proyectores antiniebla, ahora más pequeños.

En el interior, los 166 estrenan tapicerías y tonalidades para los plásticos, cambios que redundan en un habitáculo más cálido y luminoso que en la anterior generación. El 166 se presenta en ambiente deportivo, elegante, clásico y con tapicería de cuero como opción. Curiosamente, no ha cambiado el puesto de conducción, un tanto peculiar por lo bajo que queda el volante, pese a las regulaciones en altura y profundidad de éste y de la butaca.

Mecánica

La gama recibe dos nuevos propulsores, el 3.2 de seis cilindros y 240 CV procedente de las variantes GTA en las gamas 147 y 156 Sportwagon. Así, el 166 logra 245 km/h y 7,4 segundos en el 0 a 100 km/h. Por otro lado, el ámbito de gasóleo se enriquece con el 2.4 JTD de cinco cilindros y tecnología Multijet, que consigue 175 CV y 222 km/h de máxima, con un gasto medio de 7,5 l/100 km. Este motor se ofrece con cambio manual de seis marchas.