Ocio

La Ciudad de las Artes de Valencia duplica su coste

La Generalitat Valenciana, promotora de la Ciudad de las Artes y las Ciencias a través de la empresa pública Cacsa, defiende que la rentabilidad del proyecto está en su atractivo para atraer a miles de turistas a Valencia. Así debe de ser, ya que el Ejecutivo valenciano no ha reparado en gastos a la hora de ejecutar las obras.

A 779,35 millones de euros ascendía hace un año la inversión de la empresa pública Cacsa, según el informe anual referido a 2002 de la Sindicatura de Cuentas, equivalente autonómico al Tribunal de Cuentas. El síndico recoge cómo ningún edificio de los proyectados por Santiago Calatrava ha cumplido con el presupuesto.

Así, los 260,43 millones por los que se adjudicaron 16 obras seleccionada por el síndico, entre ellas todas las importantes, han visto corregido su presupuesto hasta 467,41 millones, un 79% más, pero ya han consumido 529,09 millones, un 103% más. Tanto el síndico como el auditor de las cuentas de Cacsa revelan que la empresa no será viable sin el soporte financiero continuado de la Generalitat, que avala los 805 millones de euros que tiene de deuda la empresa pública. Sólo los gastos financieros ascendieron a 25,06 millones en 2002, frente a unos ingresos de 9,5 millones. Las pérdidas consolidadas fueron de 53,75 millones, un 17,5% más.

En 2003 es previsible una reducción de las pérdidas, gracias a la puesta en marcha de L'Oceanogràfic, un gran acuario que ha recibido más de dos millones de visitas en 10 meses. Según la Generalitat, los ingresos de Cacsa hasta noviembre de 2003 ascendían a 36 millones, 10 millones más de lo previsto.

Pese a todo, el síndico insta a los responsables del proyecto a confeccionar un plan de viabilidad de cada una de las unidades de negocio en el que, 'basándose en previsiones razonables y fundamentadas sobre actividad futura, habrían de cuantificarse no sólo los ingresos y resultados, sino también las necesidades de financiación futuras', que deberá asumir la Generalitat.

Presupuestos. Sobrecostes hasta del 270%

L'Hemisfèric El cine hemisférico, que inauguró el complejo en 1999, salió a concurso por 18,04 millones y costó 25,2 millones, casi un 40% más.

Museo de las Ciencias También inaugurado, su coste final se duplicó desde los 62,05 millones de la adjudicación a los 125,09 millones.

L'Oceanogràfic El coste del acuario que gestiona parques reunidos está en fase de revisión. Se adjudicó por 38,92 millones y a 31 de marzo pasado superaba los 144 millones, un 270% más. En obras complementarias al acuario los costes se han triplicado.

Palacio de las Artes Aún en obras, ha pasado de un presupuesto de 84,3 a un coste provisional de 159,3 millones. Se inaugurará en 2005.