'Vacas locas'

EEUU teme una crisis similar a la europea por las §vacas locas§

La confirmación del primer caso de vaca loca en Estados Unidos ha hecho saltar las alarmas en el país de las hamburguesas. La Universidad de Purdue, en Indiana, calcula unas pérdidas para la industria cárnica estadounidense cercana a los 2.000 millones de euros, pero la cifra puede ser mucho mayor.

Cerca de 30 países han anunciado el cierre de sus fronteras al vacuno estadounidense después de que ayer se confirmara que una res de una granja de Washington padecía de encefalopatía espongiforme bovina (EEB). La cifra estimada de pérdidas por la Universidad de Indiana puede quedarse corta porque sólo Japón, el principal cliente extranjero de carne estadounidense, y China suman un volumen de importaciones anuales próximo a los 2.000 millones de euros. Otros países que han prohibido la entrada de vacuno estadounidense han sido Canadá, Corea del Sur, México, Australia o Sudáfrica.

La UE, donde se han comunicado cerca de 200.000 casos de vacas infectadas por la enfermedad desde los años ochenta, ha informado de que no impondrá nuevas restricciones a la importación de carne bovina de EE UU.

El Ministerio de Sanidad español asegura que 'España no es importador neto de productos cárnicos de EE UU'. Durante el día de ayer el Gobierno no determinó si en España se ha consumido carne vacuna procedente de EE UU. La embajada estadounidense en Madrid permaneció ayer cerrada. Por su parte las cámaras de comercio y de aduanas comunicaron que España, donde sólo en 2003 se han contabilizado 143 casos de reses infectadas por la enfermedad, 'no ha comprado ni vendido carne de bovino a EE UU en 2002 ni 2003'.

Piensos contaminados

Las compañías estadounidenses que comercializan carne bovina del país y que cotizan en Bolsa han visto cómo la noticia reducía el valor de sus acciones. Los títulos de Tyson Foods, el mayor matadero del mundo, también han caído esta semana. ¿Por qué un único caso de vaca infectada en EE UU está teniendo unas repercusiones tan dramáticas? Las razones son varias.

La aparición de una res infectada echa por tierra la defensa a ultranza que las autoridades estadounidenses han hecho de su industria cárnica. El

caso de Washington demostraría que también en EE UU se ha alimentado a sus animales con piensos contaminados -hasta ahora la única razón admitida por la que los animales contraen la enfermedad- y que, por lo tanto, podrían existir más casos.

La localización de una res enferma en EE UU 'pone en duda el alimento clásico del americano medio', estima Juan José Badiola, director del laboratorio de referencia de la EEB. Y también el sistema de prevención estadounidense ante la enfermedad. Si en España, con 6,5 millones de cabezas de vacuno, se han hecho más de medio millón de pruebas, en EE UU, con casi 100 millones de cabezas, sólo se han hecho en 2003 un total de 20.543 test.

Según el experto español, EE UU tendrá que poner en marcha un sistema de recogida de muestras en todos los mataderos. 'Se les viene encima un procedimiento muy complicado'.

Ganadores y perdedores

Bio-rad

La compañía, que vende el 60% de los test empleados en el mundo para detectar EEB, subió en Bolsa el miércoles un 20%. Su cotización se incrementó ayer otro 3,9%.

Compañías pesqueras

Empresas como la española Pescanova se beneficiaron del temor del consumidor a comer carne cuando estalló la crisis en Europa. Las acciones de pesqueras asiáticas han subido esta semana.

Productores australianos

Las empresas de carne de vacuno de Australia se han posicionado para sustituir a EE UU como principal vendedor a Japón, México o Corea.

Comida rápida

McDonald's afronta el temor del consumidor estadounidense a la EEB después de sufrir denuncias por alentar la obesidad.

El mayor matadero

Tyson Foods, el mayor matadero del mundo, se ha visto afectado por la aparición del primer caso de vaca loca en EE UU. Sus acciones cayeron el miércoles un 7,7%.

España. Termina el peor año en ganado enfermo

Cerca de 370 casos de EEB se han contabilizado en España. Este año han aparecido 145 casos, el de mayor incidencia.

183.000 casos de vacas infectadas se han comunicado desde 1986 en Reino Unido.

140 personas han muerto en Reino Unido por la variante humana de la enfermedad, Creutzfeldt-Jakob, y otras seis en Francia.