_
_
_
_
_
Europa

Las carteras rotarán según suban los tipos

Los expertos se decantan por valores cíclicos en el primer semestre, pero proponen defensivos si se endurece la política monetaria

La Bolsa europea es una de las favoritas de las casas de análisis para el año que viene, principalmente debido a que los niveles son en estos momentos mucho más atractivos que los del mercado estadounidense.

'Europa sigue ocupando el mayor peso en nuestras carteras, debido al descuento de valoración con respecto a Estados Unidos y a unas perspectivas de crecimiento del beneficio por acción mayores', afirman los analistas de Morgan Stanley en su informe de estrategia.

Los bancos de inversión prevén subidas en las Bolsas de la eurozona que oscilan entre el 3% y el 10% de cara a finales de 2004, aunque dividen el ejercicio en dos etapas bien diferenciadas.

La primera de ellas se extiende a lo largo del primer semestre y se caracteriza por una fuerte subida de los mercados impulsada por una aceleración del crecimiento económico y la persistencia de una baja inflación.

'Creemos que el crecimiento global y una política monetaria estimulante bajos tipos de interés apoyarán una recuperación cíclica de Europa, que todavía no se refleja en el precio de las acciones', sostienen en JP Morgan.

Este escenario beneficiará, según los analistas, a los sectores de corte más cíclico, como el industrial, el consumo discrecional, bienes de capital y seguros, así como a las empresas de tamaño mediano, en general más cíclicas. Se apuesta por 'sectores que se benefician de un escenario macroeconómico de alto crecimiento y elevados tipos en los bonos', según Morgan Stanley.

El segundo escenario vendrá marcado por una subida de los tipos de interés oficiales en Estados Unidos -prevista para el segundo trimestre-, que se dejará notar en Europa en el segundo semestre. Es entonces cuando los analistas recomiendan rotar las carteras hacia sectores con valores de crecimiento más estable y, sobre todo, compañías de elevada capitalización, como las telecomunicaciones, las farmacéuticas o las eléctricas.

El segundo semestre debería ser también, a juicio de los analistas, el momento de volver a la selección de compañías con valoraciones atractivas.

El segundo semestre será el de las compañías de alta capitalización

Apuesta por construcción, bancos e inmobiliarias

'Creemos que la luz finalmente está surgiendo de entre las nubes que hay sobre la década perdida de Japón'. La esperanza que refleja esta frase de Naoki Kamiyama, analista de Morgan Stanley, es parte del sentir general de que en Japón las cosas están efectivamente cambiando de color.Noviembre de este año marcó un punto de inflexión cuando la economía dio muestras de recuperación por primera vez desde noviembre de 2001. Para 2004, muchos analistas, que no todos, auguran optimismo en los mercados japoneses. El Topix, según afirman, podría alcanzar los 1.200 puntos, lo que supone una revalorización cercana al 21%. 'Si no suceden serios acontecimientos geopolíticos o fluctuaciones cambiarias, el Nikkei bien podría alcanzar el nivel de los 12.000 puntos en los primeros meses del año', afirman en DWS, la gestora de Deutsche Bank. Esto es, un potencial del 20%.Los expertos esperan que Japón se beneficie de un aumento de sus exportaciones gracias al impulso del ciclo económico global. Esta tendencia estaría apoyada por una mayor demanda interna por parte de los consumidores. Los expertos esperan asimismo un aumento de la inversión empresarial a medida que el sistema financiero se vaya limpiando de créditos impagados y exista más confianza entre las compañías a la hora de pedir créditos a los bancos.La subida de la Bolsa, de confirmarse, estaría liderada por el sector constructor, el inmobiliario, el bancario y compañías de distribución minorista, gracias a la demanda interna, según Morgan Stanley. El sector manufacturero se debería beneficiar del aumento de la actividad en Estados Unidos.Los riesgos, sin embargo, están presentes en una economía plagada aún de desequilibrios y todavía excesivamente dependiente de su comercio exterior. Las sacudidas en el mercado de divisas y la persistencia del terrorismo internacional son riesgos adicionales.

Tesco y Basf, las más recomendadas

La cadena británica de alimentación Tesco es uno de los valores que más se repiten en las carteras recomendadas para Europa por los diferentes bancos de inversión. En el último mes el valor no ha recibido ni una sola recomendación de venta y sí ocho de compra y cinco de retener en cartera.'Los últimos resultados de Tesco confirman nuestra opinión de que estamos ante uno de los mejores modelos de negocio de su industria', confirman en Credit Suisse First Boston.Basf es otro de los valores que gozan en mayor medida del favor de los analistas. La compañía química es una apuesta clara para el primer semestre dado su claro corte cíclico. Los analistas destacan sus esfuerzos de reestructuración y la reconstrucción de su inventario, y creen que el valor se beneficiará de la recompra de acciones y de la disciplina de capital que acomete.La cartera de consenso incluye a Astrazeneca, dentro del sector farmacéutico, a Prudential en el de seguros y a British Petroleum en el energético.Entre las apuestas tecnológicas figuran Nokia, llamada a beneficiarse del aumento de la inversión por parte de las operadoras de telecomunicaciones, y SAP, por su óptima tendencia de beneficios.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_