Seguros

Vidacaixa descarta un ajuste laboral por la compra del negocio de seguros del SCH

Dos compras de dos compañías en menos de medio año y sin reestructuración de plantilla. æpermil;se va a ser el modelo que Vidacaixa, filial de la aseguradora Caifor (participada por La Caixa y la belgaholandesa Fortis) siga para digerir la integración de Swiss Life y de SCH Previsión, cuya compra se anunció anteayer.

Integrar la plantilla de 120 trabajadores de Swiss Life, cuya adquisición se firmó en noviembre, planteaba un problema de duplicidades de personal. Tras hacerse con el negocio de seguros colectivos de empresas que integra el SCH Previsión, Vidacaixa ya no tendrá necesidad de realizar un ajuste de plantilla, una posibilidad que se había analizado, señalan fuentes conocedoras del proceso.

La integración de las dos compañías en Vidacaixa -que se refuerza como primera compañía en seguros de vida y pasa a ser la primera en previsión social de empresas- se realizará en dos tiempos previsiblemente. En torno a mediados del próximo año, estará finalizada la de Swiss Life (por la que pagó 55 millones) y posteriormente se llevará a cabo la de SCH Previsión, que se fusionará por absorción.

SANTANDER 2,40 0,67%

Vidacaixa pagará 160 millones por hacerse con una cartera de 3.100 millones de euros procedentes de compromisos por pensiones de 320 empresas y 100.000 asegurados. Aumenta su cartera de planes de pensiones y seguros de previsión complementaria hasta 12.000 millones, con más de 500.000 clientes de 5.000 empresas.

Las dudas de las plusvalías

El Santander Central Hispano comunicó ayer a la CNMV que ha logrado con la operación unas plusvalías de 2,2 millones. Sin embargo, fuentes que han seguido la operación de venta señalan que contablemente se daría una minusvalía, aunque no superior a dos millones de euros. El banco negó ayer este extremo y reiteró que las plusvalías comunicadas son las que figuran contablemente.

El SCH completa, con esta venta, la reorganización de su holding de seguros y abandona el negocio de colectivos, salvo las pólizas correspondientes al propio banco.

Por otra parte, el fondo de inversión estadounidense Fidelity ya posee el 1,010% del capital del Santander Central Hispano, lo que le ha convertido en el cuarto accionista del grupo.