Correo 'spam'

La lucha contra el 'spam' une a empresas y organismos públicos en el plan Pepi II

Mejorar la calidad del correo electrónico y plantar cara al spam en España son los dos motivos que han invitado a compañías tecnológicas, usuarios de Internet y organismos públicos a unir sus fuerzas.

Microsoft, Terra, Symantec, Correos, Red.es, el Ministerio de Ciencia y Tecnología, el Ayuntamiento de Zaragoza y la Asociación de Usuarios de Internet (AUI) han lanzado la iniciativa Pepi II. El plan, que toma su nombre de un faraón egipcio que reinó hace más de 4.000 años, tratará de determinar el uso que se hace del e-mail, informar y facilitar herramientas capaces de filtrar los mensajes no deseados a los internautas, proveedores del servicio de correo (ESP) y diseñadores de web.

En todo el mundo, según estudios barajados por la AUI, existen más de 700 millones de buzones electrónicos en los que el spam copa el 56% del tráfico. La elevada cuota acarrea gastos en Europa superiores a 10.000 millones de euros anuales.

'Este fenómeno es global y no se detiene con la propuesta de normativas locales, por lo que es necesaria la coordinación de la legislación a escala internacional', sostiene el director general para el Desarrollo de la Sociedad de la Información, Jorge Pérez Martínez.

El representante del Ministerio de Ciencia y Tecnología asegura que la legislación española es 'garantista para el internauta a pesar de que hemos tenido que adaptarla a la directiva de la UE', se justifica Pérez Martínez al explicar cómo el Gobierno ha suavizado las barreras a las comunicaciones comerciales no solicitadas.

La AUI ha habilitado una web, Pepi-II.com, en la que los internautas podrán conocer el fenómeno del spam y quejarse si son acosados.

Otro objetivo de las entidades implicadas en Pepi II es crear un consejo de empresas suministradoras de buzones que cuenten con más de 25.000 cuentas de correo.

Microsoft anunció el miércoles su colaboración con el fiscal general de Nueva York, Eliot Spitzer, en una campaña cuyo objetivo es acabar con el spam. Y un día antes, el presidente de EE UU, George Bush, promulgó la primera ley contra el correo no deseado, estableciendo periodos de cárcel y fuertes multas para los infractores.