Legislación

El Congreso aprueba la ley que impulsa a España como centro internacional de arbitraje

El Congreso de los Diputados aprobó ayer definitivamente, en medio de una agria polémica por la inclusión en el Senado de una enmienda para reformar el Código Penal, la Ley de Arbitraje que tiene por objetivo fomentar este sistema extrajudicial para solucionar conflictos e impulsar a España como centro de arbitraje internacional. El Consejo General de la Abogacía Española emitió ayer un comunicado en el que expresaba su malestar por el método empleado para reformar el Código Penal asegurando que 'constituye un agravio al orden constitucional, que resulta especialmente lamentable en el XXV Aniversario de la Carta Magna'.

Según las Cámaras de Comercio, la Ley de Arbitraje, que entrará en vigor dentro de tres meses, liberaliza y flexibiliza el procedimiento arbitral en su conjunto, así como los mecanismos para designar a árbitros y peritos. Las cámaras también valoran positivamente el reconocimiento explícito sobre el uso y aplicación de las nuevas tecnologías en el sistema arbitral. Entre las principales novedades que incorpora la norma destaca la posibilidad de que los árbitros adopten medidas cautelares y emitan laudos parciales. Se permitirá así, por ejemplo, decidir en primer lugar sobre la responsabilidad del demandado para establecer más tarde la cuantía de la condena.

También es importante la supresión de la obligación de protocolizar notarialmente los laudos para que éstos sean válidos. El secretario general de la Corte Española de Arbitraje, José Luis Roca, aseguró ayer que tras la aprobación de la ley, ahora es necesario que 'los poderes públicos contribuyan a la promoción, difusión y fomento del arbitraje en España, conjuntamente con las instituciones que desempeñan un papel destacado en el relanzamiento de este sistema extrajudicial'.

Según los datos de las cámaras, construcción, inmobiliario y telefonía son los sectores que más usan el arbitraje.