Sanidad

La Generalitat Valenciana admite que pagó a Adeslas 25 millones más de lo previsto

La Generalitat confirmó que pagó 69 millones a la UTE concesionaria del Hospital de La Ribera, ubicado en Alzira (Valencia), cuando decidió rescatar la concesión, pero no explicó por qué le pagó 25,4 millones más de los anunciados en su día. La UTE había invertido 72 millones en el hospital de Alzira, que gestionaba a cambio de un canon fijo anual, pero debido a los malos resultados del negocio -5,24 millones de pérdidas en cuatro años-, la Generalitat decidió rescatar la concesión.

La Consejería de Sanidad, dirigida por Vicente Rambla, emitió ayer un comunicado en el que afirmaba que basándose en 'la legislación vigente en materia de contratación y concesiones, la Generalitat Valenciana valoró el rescate de la concesión en 69 millones de euros'.

Sin embargo, el 19 de diciembre de 2002 el entonces consejero de Sanidad, Serafín Castellano, anunció en una rueda de prensa que el rescate costaría 43,99 millones, equivalentes a la inversión de 72 millones no amortizada. Castellano, con el respaldo del Grupo Popular, se negó a comparecer en las Cortes valencianas para dar más explicaciones. Además, la Generalitat incluyó en los Presupuestos de 2003 una partida de 43,99 millones, y no de 69 millones, para el rescate de la concesión.

Los 25,4 millones adicionales se pagaron en concepto de indemnización por lucro cesante, sin que la consejería haya explicado cómo calculó esta cantidad. Según la Ley de Contratos de la Administración, la indemnización por lucro cesante sólo es posible cuando se suprime el servicio o cuando la Administración rescata la concesión para prestarlo directamente -no es el caso, puesto que la gestión del Hospital de La Ribera volvió a salir a concurso- y, en cualquier caso, se calculará 'atendiendo a los resultados de la explotación en el último quinquenio'. La UTE sólo había registrado pérdidas.

El rescate se realizó 'de mutuo acuerdo', supuesto previsto por la ley, que prevé que en ese caso se estará a lo estipulado entre la Administración y el contratista. En el contrato original sólo se preveía, en caso de rescate de la concesión, indemnización por los activos y no por lucro cesante.

Sanidad dice que ganó dinero

La nota de Sanidad concluye que la Generalitat salió ganando con la operación, puesto que la UTE volvió a ganar el concurso para la explotación del hospital y pagó por ello 72 millones, tres más de los que había recibido.

El departamento que dirige Vicente Rambla confunde dos operaciones separadas, aunque la empresa sea la misma, como son el rescate, por un lado, y un nuevo concurso en el que al adjudicatario, fuese quien fuese, se le imponía el pago de 72 millones por el negocio que iba a hacer a cuenta de un hospital ya construido. Ninguna otra empresa quiso presentarse al nuevo concurso.