Contabilidad

EE UU da el primer paso hacia la contabilidad internacional

El borrador que contiene una modificación de las normas contables estadounidenses es la constatación del progreso realizado por los organismos reguladores de normas contables de EE UU y los internacionales para acercarse a la prevista convergencia entre ambos sistemas.

En octubre del año pasado, el International Accounting Standards Board (IASB) y el estadounidense Financial Accounting Standards Board (FASB) firmaron un protocolo de intenciones para lograr la convergencia entre las normas estadounidenses y las internacionales.

Estas últimas serán las que deberán aplicar los grupos de empresas cotizados españoles a partir de 2005. La propuesta de la FASB estará sometida a comentarios públicos hasta el próximo 13 de abril. Es el primer paso de la agenda a la que se comprometieron ambos organismos para eliminar diferencias entre los US Gaap (las normas contables estadounidenses) y las NIC (normas internacionales). El presidente de la FASB, Robert Herz, asegura que los cambios propuestos demuestran los progresos que se han realizado desde la firma del acuerdo en octubre de 2002. 'Se trata de un importante paso hacia la comparabilidad de los estándares contables de EE UU y los internacionales'.

La convergencia de normas es una de las aspiraciones del mundo empresarial. En la actualidad, la SEC (el regulador de los mercados estadounidense) obliga a las empresas extranjeras a presentar una conciliación de los beneficios y del patrimonio neto con las cifras calculadas según los principios contables estadounidenses, lo que en la práctica obliga a llevar una doble contabilidad.

La SEC también ha mostrado sus intenciones de convergencia. El año pasado anunció su intención de eximir a partir de 2005 a las sociedades extranjeras de la obligación de conciliar ambas contabilidades, con el ahorro que eso supondrá. En un reciente seminario sobre normas contables celebrado en Madrid, el presidente de las IASB, David Tweedie, señaló que una de las prioridades del organismo que dirige era la convergencia con EE UU.

Los empresarios, a favor de la convergencia

Los empresarios españoles se muestran a favor de la introducción de los nuevos criterios contables que permitirán la comparabilidad de las cuentas en Europa. Pero consideran que el paso no es suficiente y que es necesaria la convergencia también con la contabilidad estadounidense.

Así lo aseguran en un estudio realizado en septiembre por la Fundación de Estudios Financieros. Los empresarios españoles creen que las diferencias contables entre Europa y EE UU pueden restar competitividad a las sociedades españolas. La decisión del FASB estadounidense allana el camino hacia la deseada convergencia contable.