Energía

Bruselas declara ilegales las ayudas fiscales a EDF

La privatización de æpermil;lectricité de France despejará gran parte de las sospechas de competencia desleal que suscita la presencia de un monopolio público en un mercado en proceso de liberalización. Pero mientras llega ese momento, cuya fecha no ha concretado aún el Gobierno de Jacques Chirac, la Comisión Europea sigue recortando los beneficios públicos que han situado a la compañía gala en una envidiable posición frente al resto de sus rivales privados del sector.

La Comisión Europea dictaminó ayer que el monopolio eléctrico debe devolver al Estado francés 888,89 millones de euros, más los intereses devengados por esa cantidad desde 1997. Bruselas calcula que ése fue el beneficio que Edf obtuvo como consecuencia de una aplicación inadecuada del impuesto de sociedades en aquel año.

Bruselas concluye también que, cualquiera que sea la fecha definitiva de la privatización, Edf deberá renunciar al aval público de que goza antes del 31 de diciembre de 2004. 'Y no habrá prórrogas', advirtió el comisario de Competencia, Mario Monti.

La supresión del aval ilimitado del Estado someterá a la compañía a una valoración de mercado del riesgo de sus emisiones de deuda y privará a sus acreedores de la garantía que hacía casi inexistente el riesgo de insolvencia o de quiebra.

Bruselas dio el visto bueno, en cambio, a la reforma del sistema de pensiones de Edf, que pasará a formar parte del régimen general de la seguridad social francesa.

Como suele hacer cuando aborda un expediente sobre Edf, la CE atacó ayer en paralelo a los Estados que intentaron frenar la expansión del gigante galo.

Hasta ahora, España e Italia eran el objetivo de ese ajuste de cuentas. Esta vez, la Comisión sólo remite a Roma ante el Tribunal de Justicia de la UE por la ley con la que intentó contener la entrada de Edf en el capital de la compañía eléctrica italiana Montedison. Bruselas sigue revisando la norma española que limitó los derechos de voto en las compañías del sector eléctrico a los inversores que contasen con capital público entre su accionariado.

Flexibilidad Monti admite nuevos atenuantes para facilitar las fusiones

El comisario de Competencia, Mario Monti, pulió ayer un poco más las normas sobre revisión de fusiones en la Unión Europea.

Monti inició estos retoques legales tras la anulación en el Tribunal de Justicia de la UE de tres de los vetos comunitarios a otras tantas fusiones empresariales.

La eficacia económica derivada de una fusión entre empresas del mismo sector mitiga a partir de ahora las posibles objeciones a la operación, según las nuevas directrices aprobadas ayer. Entrarán en vigor el próximo 1 de mayo.

Otras circunstancias favorables para que una fusión reciba el visto bueno serán la existencia de un mercado muy abierto y una demanda capaz de contener los precios. También será atenuante la fusión de una empresa en peligro de desaparición.