Sector eléctrico

Las eléctricas prevén un déficit de 160 millones en la tarifa de 2004

El consejo consultivo de electricidad de la Comisión Nacional de la Energía integrado, entre otros, por los representantes de las compañías eléctricas y de los grandes y pequeños consumidores, se reúne hoy para debatir el decreto de tarifas para 2004 que el Ministerio de Economía remitió la semana pasada para su dictamen al órgano regulador. Tras analizar la propuesta del Gobierno, que establece una subida media del 1,66%, Unesa concluye que se puede producir un déficit de al menos 160 millones de euros sobre lo que figura en el borrador.

De esta cantidad, según las eléctricas, unos 50 millones corresponden al déficit en la remuneración de la distribución (un total de 3.274 millones), tras realizar la correspondiente actualización del IPC y la demanda para 2004. Además, los 50 millones de euros previstos por el Ejecutivo para mejora de la calidad del servicio en zonas donde se superen los límites de los índices establecidos para la distribución serían inferiores en 110 millones si se realiza una actualización correcta del IPC.

En este caso, Unesa ha aplicado el sistema de gestión de calidad de la demanda suspendido en los años 1999 y 2000. Además, la patronal hará sus observaciones ante el órgano que preside Pedro Meroño sobre el tratamiento discriminatorio que la propuesta da a las actividades del régimen ordinario respecto a las del régimen especial.

También el sector de energías renovables ha denunciado la congelación de las tarifas que establece el proyecto, en tanto se aprueba una nueva metodología de cálculo de los precios y las primas de este tipo de instalaciones. Mientras se cierra el nuevo marco, las empresas de este sector solicitan una subida en línea con la media.

Tras un año de retrasos, el decreto que regula las tarifas en el próximo ejercicio establece, asimismo, los cambios que se van a producir a partir de 2005 en el sistema de descuentos por interrumpibilidad, al que están acogidos 200 grandes consumidores. El decreto señala que los clientes acogidos a los descuentos de interrumpibilidad tipo A y B que deseen prorrogar los contratos a partir del 31 de diciembre de 2004 'deberán proceder a las modificaciones en sus sistemas de medida y comunicaciones, adecuándolas a las especificaciones establecidas por REE', que serán aprobadas en una resolución antes del 29 de febrero.

El borrador fija las nuevas modalidades de interrupción voluntaria del suministro en las plantas industriales con distintos periodos de preaviso y de cortes de energía. Se trata de un sistema más flexible que han negociado las grandes consumidoras de electricidad, como las siderúrgicas, cementeras o químicas, con REE. Con el nuevo modelo, los clientes deberán aportar permanentemente al gestor de la red 'información de la potencia activa y reactiva demandada en tiempo real y los programas previstos para ambos consumos', según el decreto.

Propuestas. Subida media del 1,66%

Las tarifas eléctricas subirán en 2004 una media del 1,66%, según la propuesta del Gobierno. La doméstica se incrementará un 1,6% y la industrial, un 1,7%.

Los costes máximos reconocidos para retribuir la actividad de transporte ascienden a 834 millones de euros; para la distribución, a 3.274 millones; y para la comercialización, a 286 millones.

Para mejorar la calidad del servicio en zonas por debajo de la media se incluye una partida en los costes de retribución de la distribución de 50 millones de euros. Esta partida se ejecutará en régimen de cofinanciación con las comunidades autónomas.