Endeudamiento

Zoido alerta del desequilibrio patrimonial familiar que provoca la fuerte inversión en vivienda

El presidente de la Bolsa de Madrid, Antonio Zoido, ha alertado hoy de que la elevada concentración patrimonial de los hogares españoles en activos inmobiliarios "presenta una estructura poco equilibrada" y debería corregirse. Así, ha señalado que mientras el 80% del patrimonio de las familias españolas es inmobiliario, en EEUU, Francia y Canadá sólo representa el 34%, en Italia el 62% y en Australia el 59%.

Según datos del balance anual que elabora Bolsas y Mercados de Valores (BME), el endeudamiento de las familias españolas ha registrado un crecimiento del 137% desde 1995, ya que el volumen total ha pasado de los 188.000 millones de euros a 447.000 millones. A pesar de este notable incremento, Zoido ha asegurado que los hogares "gozan hoy de una posición patrimonial neta más desahogada que en ningún otro momento de la historia económica de España".

A este respecto, ha explicado que la riqueza patrimonial de las familias ha registrado tasas de crecimiento anuales del 11,6%, con 2,59 billones de euros contabilizados en 1995 y 5,58 billones correspondientes al pasado ejercicio. Según Zoido, "los datos de 2003 sobre la cartera de activos financieros de los hogares españoles comienzan a reflejar un cambio significativo después de tres años difíciles".

2003, el año de la recuperación bursátil

Por otro lado, el presidente de la Bolsa de Madrid, ha señalado el año 2003 como el de la recuperación de los mercados financieros en España, ya que el índice selectivo Ibex 35 ha registrado un incremento superior al 23% hasta el pasado 15 de diciembre, superando a los mercados del Reino Unido, Francia, Italia y Estados Unidos. Ha apuntado, además, que la economía ha permitido que el beneficio de las empresas que cotizan en la Bolsa española casi se triplicase en el tercer trimestre del ejercicio, hasta alcanzar la cifra de 28.536 millones de euros.

Asimismo, ha señalado que el objetivo de BME es "impulsar un mercado español fuerte, moderno y dinámico que responda a los nuevos retos de la industria de valores y las demandas de todos los intermediarios en este mercado, y además, ofrecer a sus accionistas un valor seguro, con un potencial de futuro y una inversión acorde con sus expectativas".