Plan fiscal

Schröder pacta con la oposición adelantar a 2004 su programa impositivo

El Gobierno y la oposición alemanes han logrado un acuerdo para adelantar a 2004 el programa de bajada de impuestos que se preveía entraría en vigor en 2005, anunció esta madrugada el canciller Gerhard Schröder.

"Es una señal que las gentes de Alemania estaban esperando", declaró el canciller socialdemócrata, durante la comparencia ante los medios en la que estuvo acompañado del ministro de Exteriores Joschka Fischer, después de más de 10 horas de largas negociaciones en Berlín con los responsables de la liberal FDP y los conservadores de CDU y CSU.

La bajada de impuestos supondrá 15.600 millones de euros de ingresos en 2004 y 2005, de los que 7.800 corresponderán al próximo ejercicio. Para financiarla, ambas partes acordaron privatizaciones que podrían alcanzar en un principio 5.300 millones, según fuentes de la negociación. El objetivo no es otro que relanzar la paralizada maquinaria económica alemana, en punto muerto de 2003 por tercer año consecutivo.

Además, en la reunión también se logró un acuerdo entre Gobierno y oposición sobre las reformas sociales y económicas del Estado de Bienestar previstas por el Gobierno, como la reforma del régimen de subsidios a los parados de larga duración, precisaron fuentes de la negociación.

La Cámara Alta del Parlamento Alemán, el Bundesrat, donde la oposición tiene mayoría, había rechazado el 17 de noviembre los proyectos de ley relativos a la bajada de impuestos y a determinadas reformas en el mercado de trabajo, cuando los conservadores de CDU/CSU se opusieron enérgicamente a Schröder. Una comisión de conciliación compuesta por miembros de ambas cámaras y de todos los partidos se había reunido para tratar de forjar un compromiso sobre las reformas orientadas a sacar a Alemania del actual letargo económico en el que está sumida.