Comercio

La UE acelera los pactos de comercio con Asean, Rusia y América Latina

Bruselas aplaza las negociaciones en la OMC hasta 2006

Bruselas empieza a asumir que el fracaso de la Conferencia de la Organización Mundial de Comercio (OMC) en Cancún obliga a replantearse las estrategias de liberalización comercial.

Conscientes de que el bloqueo a la Ronda de Doha impide cumplir los acuerdos de eliminación de barreras comerciales para 2005, los Gobiernos y los técnicos de la UE apuestan por un cambio de prioridades con el objetivo de potenciar la vía de liberalización bilateral.

Responsables de la Administración comercial española confirmaban recientemente esta nueva orientación que, 'sin renunciar al objetivo de sacar adelante la llamada ronda del desarrollo', va a acelerar las negociaciones de los acuerdos de liberalización comercial pendientes que completen el esquema iniciado con México y Chile cuyos resultados 'son especialmente satisfactorios'.

En esta línea las prioridades que se han marcado las autoridades comerciales de Bruselas son cerrar, en el plazo más breve posible, la negociación con Mercosur, y formalizar en el plazo de dos años acuerdos de liberalización comercial con Asean, Rusia, países andinos, América Central y el Caribe y los países euromediterráneos.

Esta última región, que incluye el norte de África y la Europa del sur no integrada en la Unión, es uno de los objetivos principales para los intereses españoles, junto al bloque latinoamericano.

El nuevo calendario que manejan las autoridades de Bruselas, compartido por España, es que las negociaciones pendientes de Doha no se cerrarán antes de 2006. Las posturas encontradas sobre la liberalización agrícola y en materia de competencia, inversiones y concursos públicos con los países en vía de desarrollo 'obligan a alcanzar acuerdos muy pormenorizados para llegar a la conferencia ministerial a falta sólo de una decisión política', y eso es impensable antes de dos años.

Las elecciones presidenciales en EE UU, que se celebrarán en noviembre del año próximo, obligarán también a retrasar las negociaciones multilaterales en el seno de la OMC, ya que la nueva Administración estadounidense no tomará posesión hasta entrado 2005.

En línea con la nueva estrategia comercial, fuentes diplomáticas comunitarias avanzaron el viernes que los jefes de Gobierno de la UE lanzarán un mensaje de apoyo al proceso de asociación entre la UE y el Mercosur durante la cumbre europea de este fin de semana.

En ese mensaje, que se incluirá en la conclusiones de la cumbre, 'por primera vez se habla de acabar las negociaciones' y lo s líderes de la UE subrayarán la necesidad de que avance este proceso negociador entre las dos partes, que el mismo viernes cerraron en Bruselas la undécima ronda del diálogo para la consecución de un amplio Acuerdo de Diálogo Político, Cooperación y Asociación Económica.

El director general adjunto de Relaciones Exteriores de la Comisión Europea, Hervé Jouanjean, explicó que queda un trabajo duro por delante pero 'estamos cumpliendo los plazos y el programa de trabajo' fijado el mes pasado en una reunión ministerial, en la que las partes coincidieron en que el acuerdo podría estar listo el próximo octubre.

También el responsable de la dirección general de Comercio de la CE, Karl Falkenberg, explicó que esta ronda supone un 'razonable comienzo', en el que se abordaron las modalidades de negociación en el capítulo agrícola, uno de los más sensibles para el cierre del acuerdo.

Estados Unidos, el pionero de una estrategia generalizada

La Unión Europea al optar por la vía de liberalización comercial a través de los acuerdos bilaterales, no ha inventado nada. EE UU siempre ha sido más proclive a los pactos regionales que al acuerdo multilateral y nada más finalizar la Conferencia de Cancún expresó abiertamente su intención de acelerar el Acuerdo de Libre Comercio de las Américas (ALCA) y anunció el inicio de negociaciones comerciales con Australia y Marruecos.

En esta línea, el ex gobernante argentino y presidente electo de la Comisión de Representantes Permanentes del Mercosur, Eduardo Duhalde, afirmaba el viernes que su principal objetivo es 'lograr convenios con todos los países y regiones', y reiteró que tratará de 'incorporar el Pacto Andino (Perú, Colombia, Venezuela y Ecuador).