'Telecos'

El BBVA compra a telefónica el 8,7% de Atento

César Alierta y Francisco González han hecho realidad hace muy pocas fechas un acuerdo que data nada menos que de febrero de 2000, cuando en la presidencia de Telefónica se sentaba Juan Villalonga y el BBVA estaba decidido a subirse a la onda tecnológica.

Aunque la situación ahora es muy distinta, la materialización práctica del acuerdo ha sido, más o menos, la prevista. Atento ha abierto por primera vez su capital a socios ajenos al grupo Telefónica y ha dado entrada en él al BBVA, que toma el 8,65%.

La contrapartida que aporta el banco es su propio negocio de call center. El BBVA cuenta con dos sociedades, Posa y Leaderline, con un volumen de facturación conjunto anual de 31 millones.

TELEFÓNICA 3,77 -0,50%
BBVA 5,69 0,44%

Fuentes sindicales explican que Leaderline se integrará en Atento España, que pasará a gestionar directamente el negocio. De Posa, sin embargo, se hará cargo la matriz, Atento Holdings. La marca se mantendrá y la ex filial del BBVA tendrá su propio director general.

Plataforma en Portugal

Cada una de las sociedades adquiridas aporta su propio valor añadido al grupo Telefónica. Leaderline tiene varios grandes clientes, mientras que Posa trabaja sólo para el BBVA, pero además de su plataforma española tiene una en Portugal, que complementa la actividad brasileña de Atento.

Es cierto que el pacto rubricado en los últimos días mantiene el espíritu del original, pero también se han cambiado muchas cosas por el camino. La macroalianza del BBVA y Telefónica de febrero de 2000 preveía la compra por parte del banco del 20% de Atento. El porcentaje se redujo drásticamente un año después. En diciembre de 2001 Telefónica anunció un nuevo pacto 'tendente a la integración en Atento del negocio nacional e internacional de call center del BBVA' y advirtió que la participación del banco en su filial no pasaría del 9%.

Esta revisión del acuerdo ha estado casi dos años en barbecho. Atento constituyó en mayo de 2002 la nueva sociedad con sede en Holanda a la que el BBVA debía aportar sus activos, pero el banco no ha culminado la operación hasta ahora. Las compañías implicadas achacan esta dilación a trámites administrativos y demoras propias de este tipo de transacciones, y rechazan cualquier problema de entendimiento entre ellas.

Nuevo consejero delegado

La entrada del BBVA en el capital se produce en un momento en que Atento encara una nueva etapa. Su hasta ahora máximo directivo, Alberto Horcajo, ha asumido responsabilidades en el centro corporativo de Telefónica y ha tenido que ceder otras en la compañía. Horcajo mantiene la presidencia ejecutiva de Atento en todo el mundo, pero en España ha dejado el día a día en manos de Ramón Soler, que será el nuevo consejero delegado.

Los últimos cambios y la reorganización de Atento -con la salida de países como Japón o EE UU y el recorte de personal- han disparado las especulaciones sobre una posible venta de la filial. Otras fuentes, sin embargo, aseguran que no habrá una desinversión total, aunque no descartan la entrada de nuevos socios que aporten negocios o valor añadido.