Motor

General Motors presenta su candidatura para comprar la coreana Ssangyong

General Motors anunció ayer su interés por hacerse con el fabricante surcoreano especializado en todoterrenos Ssanyong, la última de las grandes marcas del país que resta por salir de la crisis. Los bancos acreedores que controlan el grupo desde 2000 han establecido el 11 de diciembre como fecha tope para que los interesados presenten ofertas por el 55,4% del capital, que costaría unos 625.000 millones de wones (437 millones de euros). En esta cifra no se incluye la prima de compra. General Motors es el primero de los grandes grupos que se interesa por Ssanyong. Hasta la fecha, tanto Renault como Tata han desmentido los rumores según los cuales habían presentado sendas ofertas por el fabricante coreano.

Ssangyong es la última de las compañías que falta por salir del agujero. Su crisis comenzó en 1997, durante la crisis asiática. En 2000, las deudas provocaron que los acreedores de Daewoo se quedasen con la compañía. El año pasado, la empresa volvió a beneficios tras ganar 192 millones.