Petróleo

La OPEP prepara un recorte de la producción de petróleo para febrero

Los 11 miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) decidieron ayer mantener la producción de crudo, pese al alto precio de las últimas semanas. 'A pesar de las revisiones al alza de la previsión de demanda de petróleo, el mercado está bien provisto', dijo la OPEP en su comunicado, tras celebrar una reunión extraordinaria en Viena. El precio del barril de crudo brent se vendía ayer en Londres a 29,53 dólares, 39 céntimos más que el día anterior.

El cartel, no obstante, dejó entrever que las cosas cambiarán en su proxima reunión extraordinaria, que ayer se convocó para el 10 de febrero. 'Teniendo en consideración el panorama del mercado para 2004, en particular para el segundo trimestre del año, cuando se espera que el aprovisionamiento excesivo ejerza una considerable presión en los precios del petróleo, la situación requiere un control continuo', dijo la organización.

Las previsiones son que la demanda se reduzca con el fin del invierno en el hemisferio norte y que la oferta aumente con la aportación del petróleo que exporta Irak y con la mayor producción de otros países que no pertenecen a la OPEP, como Rusia.

El ministro de Petróleo de Kuwait, Sheij Ahmad al Fahd al Sabah, calculó ayer que será necesario recortar al menos un millón de barriles de la producción diaria, que ahora es de 24,5 millones de barriles.

La posibilidad de un recorte viene determinado además, por la debilidad del dólar, moneda de cambio en el mercado petrolero, que está reduciendo el poder adquisitivo de los países exportadores cuando compran en Europa o en Japón. La OPEP admitió ayer que está preocupada 'por el declive del poder de compra del barril'.

El ministro saudí de Petróleo, Ali al Naimi, reconoció que la OPEP quiere precios más caros que los que antes tenía como objetivo por la depreciación de la divisa estadounidense.

'Arabia Saudí está preocupado por que el año próximo tendrá la doble mala suerte de tener una cuota más baja de mercado, porque tendrá que asumir la mayoría de los recortes, y del dólar bajo, que significará mayores costes de las importaciones', apunta Mehdi Varzi, analista independiente de energía.

La banda de precios estipulada por la OPEP para su cesta de crudos es de 22-28 dólares, límite que ha rebasado en numerosas ocasiones en las últimas semanas. No obstante, como Varzi apunta, el cartel busca a hora un objetivo de 25-30 dólares.

La reunión de ayer sirvió también para que el actual presidente, el catarí Abdulá al Attiyah, asuma las labores del secretario general, pues los miembros no llegaron a un acuerdo sobre el candidato que sustituirá al venezolano Álvaro Silva, que se despidió ayer de su cargo.