Comercio

Bush prepara la eliminación de los aranceles al acero

La prensa estadounidense daba ayer por hecho que el presidente de Estados Unidos, George Bush, anunciará esta semana el fin de los aranceles al acero, impuesto en marzo de 2002 y que abrió un frente en las relaciones comerciales con otros países. De ser así, Washington evitaría las sanciones que ha autorizado la Organización Mundial del Comercio (OMC) por valor de 2.300 millones de dólares (1.920 millones de euros) y que la UE, Japón y Noruega ya se han mostrado dispuestos a aplicar.

Fuentes de la industria creen que Bush optará por eliminar los aranceles y se reservará el derecho de proteger el sector si se ve muy perjudicado por las importaciones, publicaba ayer The Wall Street Journal.

La OMC consideró ilegales los aranceles de hasta el 30% impuestos por Bush en marzo de 2002 por tres años para proteger a su industria. La UE y los otros países que denunciaron a EE UU consintieron la semana pasada atrasar nueve días, hasta el 10 de diciembre, la ratificación de las sanciones.

La controversia para la Administración estadounidense es una cuestión de votos. La industria del acero puede decidir las elecciones presidenciales, que se celebran el año próximo, en los Estados en los que su presencia tiene un gran peso, como Pensilvania, Ohio, Michigan y West Virginia.

No obstante, el mantenimiento de los aranceles supondría las represalias comerciales de otros países en productos como los cítricos o los motores de barcos, lo que pondría contra las cuerdas a Bush en los Estados de Florida y las Carolinas.

Pese a los rumores, el portavoz de la Casa Blanca, Scott McClellan, aclaró ayer que 'el presidente no ha tomado todavía una decisión' y que el asunto se seguía estudiando.

Bush se encuentra esta semana de viaje por los Estados más sensibles a su decisión. Ayer se encontraba en Michigan y hoy viajaba a Pittsburg, Pensilvania, por lo que podría aplazar el anuncio del levantamiento de los aranceles para evitar la confrontación con la industria.

La industria del acero puede decidir las elecciones en varios Estados

Tres economías que acechan

La Unión Europea

Bruselas ya ha anunciado que el 15 de diciembre (cinco días después de la notificación a la OMC) aplicará sanciones contra EE UU si no retira los aranceles al acero antes de esa fecha. La lista de los productos sancionados ya se ha hecho pública e incluye desde mesas de billar hasta puentes prefabricados.

Japón

Tokio se ha sumado a la UE para anunciar que aplicará sanciones comerciales contra EE UU. El Gobierno nipón, que ayer mostró sus satisfacción por los rumores de que Washington eliminará las tasas, implicarían aranceles del 30% para los productos de acero y hierro provenientes de EE UU.

Noruega

El Gobierno noruego anunció, a la vez que Japón, su disposición a aplicar represalias contra las importaciones con origen en Estados Unidos. Sus sanciones conllevarían aranceles de hasta el 30% en varios productos estadounidenses, entre ellos las manzanas, las armas y la ropa.