INE

El coste medio de las hipotecas subió un 18% en agosto, hasta los 116.000 euros

El importe de los créditos hipotecarios concedidos por las entidades financieras en los ocho primeros meses del año fue de 58.627 millones de euros, es decir, un 21,8% más que los otorgados en igual periodo de 2002. Según los datos facilitados hoy por el Instituto Nacional de Estadística, el montante medio por finca hipotecada se incrementó el 11,8% entre enero y agosto en comparación con los mismos meses del 2002.

En agosto se hipotecaron 53.645 fincas, lo que representa una caída del 19,9% en relación con julio y del 1,8% si la comparación se hace con agosto del 2002. El capital prestado por el conjunto del sistema financiero para la adquisición de esas fincas fue de 6.234,44 millones de euros, el 16,8% menos que en el mes de julio, pero el 15,5% más que en agosto del año pasado.

Del total de hipotecas, 52.204 se constituyeron sobre fincas urbanas, cifra que representa una disminución del 20% respecto a julio y del 1,5% respecto a un año antes. El 75,1% de las fincas urbanas hipotecadas en agosto fueron viviendas construidas, el 11,3% viviendas en proyecto o construcción, el 10,6% edificaciones con fines distintos a los de vivienda y el 3% restante fueron solares.

El capital prestado fue de 6.039,82 millones, el 16,35% menos que en julio y el 16,35% más que en agosto del 2002. El 59,3% de ese dinero fue aportado por las cajas de ahorro; los bancos concedieron el 27,8%, otras entidades el 12,2% y el resto no consta.

Menos sobre fincas rústicas

Las fincas rústicas que se hipotecaron en agosto fueron 1.441, el 18,4% menos que en julio y el 13,1% menos que un año antes, mientras que el capital prestado fue en este caso de 194.612 millones, el 28,5% menos que en julio y el 5,2% menos que en agosto del pasado ejercicio. Las cajas de ahorro concedieron el 60,4% del capital necesario para esas hipotecas, los bancos el 33,7%, otras entidades el 5% y el resto no consta.

Las Baleares y Cataluña son las comunidades autónomas que mayor número de hipotecas concentraron en agosto por cada 10.000 habitantes, con 227 y 190 fincas, respectivamente, mientras que en el lado contrario se situó Asturias, con 70, según el INE.