Compra

La austriaca ATB deberá comprar el 100% de Babcock

La primera oferta de ATB por Babcock Borsig España no incluía sus filiales Babcock Montajes e Isotrón, puesto que en ese momento ACS estaba dispuesta a adquirirlas. Pero el grupo que preside Florentino Pérez dio marcha atrás en sus intenciones y la SEPI negoció con la multinacional austriaca la incorporación de esas sociedades a su propuesta inicial. La petición de SEPI ha sido aceptada y Babcock Montajes e Isotrón vuelven a su grupo originario, que pasa en bloque a ATB.

La última fase de la operación está pendiente de la aprobación de la Comisión Europea de la reactivación del plan de viabilidad de Babcock Borsig España, que permite la aportación de fondos por 104 millones para el relanzamiento de la empresa de Galindo (Vizcaya).

La SEPI congeló esta inyección cuando el grupo Borsig, actual propietario de la antigua Babcock tras comprarla a finales de 2001, anunció que abandonaba a su suerte a su filial española.

La corporación germana tiene su propia crisis. Todavía no ha levantado la suspensión de pagos que presentó hace más de un año, con un pasivo de 800 millones. Además desvió a Alemania 22 millones de la caja de su filial, una partida que parece de difícil recuperación.

Con estos antecedentes se ha permitido criticar la venta de Babcock a ATB, al considerarla un anuncio prematuro de la SEPI, e incluso ha pedido que le transfieran parte de los 104 millones citados para seguir gestionando a Babcock. La SEPI ha pedido a la CE la reactivación del plan de viabilidad de Babcock para reanudar esas aportaciones de 104 millones.