Inmobiliario

Los expertos auguran una fuerte demanda de pisos hasta 2008

El estudio de AFI, realizado por encargo de la Asociación de Promotores Constructores de España (APCE), contempla una coyuntura en la que España mantiene tasas de crecimiento económico del entorno del 3%, así como un ritmo de creación de empleo similar al actual (del orden del 2%) y unos tipos de interés que, en el peor de los supuestos, apenas serán 1,5 puntos superiores en año y medio.

De cumplirse por tanto estas premisas, AFI estima que la creación de nuevos hogares se situará en un promedio de 242.000 al año en el periodo 2004-2008, de los que 190.000 se corresponderán a hogares españoles, 45.000 inmigrantes y otros 7.000 de emigrantes españoles que retornan. 'Todo ello teniendo en cuenta que se está registrando un fuerte crecimiento de los hogares con un solo miembro, que también aumentan las familias monoparentales, los hogares sin hijos, y por tanto disminuye el tamaño medio del hogar', explicó ayer en Madrid Ángel Berges, director general de AFI.

Mención especial tienen los inmigrantes, cuyos flujos se mantendrán también en torno a los 200.000 ciudadanos de promedio al año para el mencionado periodo. Los extranjeros constituyen un mercado potencial cada vez más valorado por los promotores, ya que los expertos estiman que el tiempo medio entre la llegada del inmigrante y su acceso a la vivienda habitual es de siete años, lo cual explicaría una parte de la demanda actual, procedente de los primeros grupos de inmigrantes que empezaron a llegar masivamente a España a mediados de los noventa.

Otra de las características que definirá la demanda futura de casas será que por grupos de edad tenderán a perder protagonismo los ciudadanos de 25 a 35 años, aquellos que suelen adquirir su primera vivienda, en favor del grupo de 36 a 50 años, quienes optan por mejorar la suya, la denominada vivienda de reposición.

Por último, el informe subraya el crecimiento que ha experimentado en el pasado reciente el número de viviendas secundarias, cuyo stock se ha situado en 7,2 millones este año. De hecho, este tirón de las segundas residencias explicaría el 55% de la variación de la demanda total de este año, cuando se espera alcanzar un nuevo récord absoluto con el inicio de casi 700.000 viviendas. En este sentido, los expertos han detectado que en los últimos años se ha incrementado muy notablemente el número total de turistas extranjeros que optan por comprar piso en España. Así, de los 450.000 pisos que se demandarán al año en los próximos cinco ejercicios, unos 78.000 corresponderán a la demanda nacional de segundas residencias y casi 100.000, a los foráneos.

Por su parte, el vicepresidente primero del Gobierno, Rodrigo Rato, clausuró ayer la jornada-debate de APCE negando que exista una burbuja inmobiliaria e insistiendo en que no habrá pinchazo ni desplome, al tiempo que recordaba que ahora, 'más que nunca, es urgente suscribir un gran pacto del suelo entre todas las Administraciones', ya que reconoció que hay que facilitar la salida al mercado de más solares.

Las cifras

2,5 personas es la composición media de los hogares en la Unión Europea, mientras que España y Grecia son, con tres personas, los países con un tamaño medio superior de la Unión. La tendencia es que siga reduciéndose.

14% de los hogares españoles tienen disponibilidad de segunda residencia, concentrándose más del 60% de la misma en cuatro comunidades autónomas: Madrid, Cataluña, Andalucía y Comunidad Valenciana.

4,9000 billones de euros es el patrimonio bruto de los hogares españoles (aproximadamente siete veces el PIB), de los que más del 75% son activos inmobiliarios.