Cinco Sentidos

Alimentos contra el colesterol

Están por todas partes. Los alimentos enriquecidos con sustancias destinadas a mejorar la salud comienzan a poblar supermercados, tiendas y neveras. Leches con calcio, bebidas y yogures enriquecidos con soja y, las últimas estrellas del mercado, productos que ayudan a reducir el colesterol malo o LDL, se anuncian bajo el reclamo de que mejoran la calidad de nuestra alimentación.

Multinacionales como Unilever (con la margarina Flora-Pro Activ) y empresas españolas como Puleva (leche enriquecida con ácido Omega 3) o Clas (con su bebida láctea Naturcol) se han sumado a este mercado, formado por personas a las que les preocupa la salud. Consumidores que se sienten más seguros al beber leche con omega 3 o consumir margarina elaborada con fitosteroles, un componente de los aceites vegetales que se encuentra en las verduras, los cereales y la fruta.

Pero, ¿es realmente así? 'Todas esas sustancias son naturales y se ha comprobado que tienen una contribución significativa en la reducción del colesterol, así que en ese sentido no hay nada que objetar', señala Abel Marine Font, catedrático de Nutrición y Bromatología de la Universidad de Barcelona. Marine matiza, sin embargo, que es precisamente esa efectividad lo que hace necesario reflexionar sobre la necesidad de consumir estos productos. 'Si estamos hablando de gente que consume medicamentos contra el colesterol deben hablar con su médico antes de consumir estas sustancias. Y si nos referimos a gente sana, ¿para qué hacerlo?'.

Los expertos en nutrición recuerdan que una persona puede mantenerse perfectamente sana consumiendo productos frescos en una dieta equilibrada. 'No se nos puede decir que por no consumir ciertos productos no vamos a estar sanos, porque es absolutamente falso', señala el catedrático de la Universidad de Barcelona.

Así, el ácido omega 3 está presente en el pescado azul y otro tanto ocurre con los alimentos enriquecidos con complejos vitamínicos, que están presentes en frutas y verduras frescas.

'Lo que está haciendo la industria ahora es algo muy viejo que se inventó para la alimentación de los animales: lo llamamos pienso. Allá cada uno con su calidad de vida', sentencia Marine.

'No se puede vender que para estar sanos debemos consumir ciertos productos, porque es falso'

Dieta efectiva

Los fitosteroles desarrollan un papel fundamental en el control del colesterol malo o LDL. Se encuentran en alimentos como los aceites vegetales secos, las frutas, las legumbres, las hortalizas y las verduras.


Los expertos en nutrición aseguran que es necesario de uno a tres gramos diarios de estas sustancias para conseguir una reducción del nivel de colesterol de un 14%.


Las grasas saturadas son las que más contribuyen al aumento del colesterol. Se encuentran en sustancias de origen animal como la mantequilla, los embutidos o los productos lácteos enteros.

Alimentos como el pescado azul, rico en ácido omega 3, o el aceite de oliva son beneficiosos para prevenir enfermedades vasculares.