Estrategias

El inversor, objetivo principal de las estrategias de sostenibilidad

Las 40 grandes empresas españolas que han incorporado a su memoria anual de resultados los principios del desarrollo sostenible dirigen esta estrategia, primordialmente, al inversor frente a los clientes y otras partes interesadas, para convencerles de su gestión y retener su confianza. Es una de las conclusiones a las llegaron los directores de comunicación convocados por la Fundación Entorno para hablar sobre desarrollo sostenible.

El consejero delegado de Weber Shandwick Ibérica, Miguel López Quesada, aseguró que la publicación del desempeño anual de la empresa no sólo financiera, sino también medioambiental y social, 'aporta valor, sobre todo, al inversor, incluso también a los medios de comunicación y a las ONG (organizaciones no gubernamentales), pero a nadie más'. En su opinión, la política de desarrollo sostenible de una compañía es decisiva para que el consumidor decida o no comprar un producto.

En esta línea de actuación se concentra la aseguradora Mapfre. Su director de relaciones institucionales, Luigi Lubelli, señaló que la carga de trabajo que asumen para, entre otros asuntos, responder los cuestionarios de diversos fondos de inversión éticos y de ONG especializadas, se dirige en especial a los inversores institucionales.

En cambio, la directora general de FCB-Tapsa, María José Álvarez, afirmó que 'la incorporación de valores de responsabilidad social de la empresa pueden diferenciar la marca y aportarle valor'. En esa línea se situó el director de comunicación corporativa de Coca-Cola, Carlos Chaguaceda.

Estos especialistas aprovecharon este foro para reivindicar la necesidad de agrupar en un responsable los esfuerzos de las compañías en materia de medio ambiente, responsabilidad social e imagen.