UE

El BCE advierte del peligro de que la deuda familiar crezca más en 2004

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Lucas Papademos, ha señalado hoy que las previsiones apuntan a que el endeudamiento del sector privado, incluido el familiar, seguirá creciendo en la eurozona en 2004, "en primer lugar para financiar créditos inmobiliarios como resultado del bajo nivel de los tipos de interés".

En una entrevista con Efe, Papademos ha apuntado que cuando suban los tipos de interés "también subirán los costes de los créditos, lo que podría crear restricciones en el consumo," aunque "el impacto negativo de un aumento de los tipos de interés sobre el consumo privado es mucho menor en la eurozona que en otros países, como EEUU o el Reino Unido". Sin embargo, "la magnitud de estas restricciones y la manera como reaccionarán los consumidores al incremento del pago de la deuda depende de muchos otros factores y decisiones".

En su opinión, la evolución de los precios de la vivienda dentro del área difiere considerablemente "y está claro que en varios países, incluidos España, pero también Holanda, el Reino Unido, y mi propio país, Grecia, los precios han subido sustancialmente en términos reales en los últimos años", señala Papademos. "Es muy difícil juzgar, en general, si existe una burbuja en el mercado inmobiliario" y debe sopesarse "en qué medida la subida de los precios es consecuencia de factores objetivos, como un alto crecimiento económico o tipos de interés bajos o en qué medida refleja expectativas demasiado optimistas sobre la evolución futura de los precios de la vivienda", ha señalado el economista griego.

Señales de recuperación en Europa

Por otro lado, hoy el consejero del Banco Central Europeo, Tommaso Padoa-Schioppa, ha señalado que la economía europea muestra cada vez más señales de recuperación y esta tendencia mejorará aún más en 2004.

Sin embargo, el problema del excesivo déficit de algunos de los principales países de la zona euro, continúa siendo uno de los principales temas de preocupación y debate en los máximo responsables de la buena evolución de la economía de la Unión Europea. Así, el comisario europeo de Asuntos Monetarios, Pedro Solbes, ha afirmado hoy que prevé que los ministros de Finanzas de la UE aprueben un acuerdo sobre los déficit presupuestarios de Alemania y Francia durante su reunión de la semana próxima. "Espero que prevalezca el sentido común y que podamos alcanzar un acuerdo", ha señalado.

La Comisión quiere que los ministros de Finanzas obliguen a Alemania y Francia a cumplir el Pacto de Estabilidad de la zona euro y el objetivo de déficit del 3% del PIB en 2005, además de adoptar medidas de ahorro en 2004.