Distribución

Argentina revoca la concesión del servicio de correos privatizado

El Gobierno del presidente Néstor Kirchner revocó ayer la concesión del privatizado Correo Argentino y anunció que convocará a una nueva licitación pública en 180 días.

La Empresa de Correos y Telégrafos (Encotesa) había sido privatizada en 1997 a través de una concesión que favoreció al Grupo Macri, uno de los principales holdings del país. La nueva empresa denominada Correo Argentina era una concesión de servicios, ya que los activos continuaron siendo propiedad del Estado.

La decisión oficial pone punto final a un largo diferendo entre el Estado y el grupo Macri, que se arrastra desde las postrimerías del Gobierno del ex presidente Fernando de la Rúa, quien fue derrocado por una sublevación popular en diciembre de 2001.

La licitación de 1997 se realizó por canon y la oferta de Macri fue de 103,2 millones de pesos por año (unos 30 millones de euros), superando a la segunda que fue de sólo seis millones. Pero en 1999 el concesionario dejó de pagar el canon y en septiembre de 2001 Correo Argentino presentó suspensión de pagos, con un pasivo de 900 millones (unos 280 millones de euros). La deuda acumulada con el Estado desde 1999 supera levemente los 500 millones de pesos.

El decreto emitido ayer por el Gobierno dispone que una unidad estatal administre la empresa durante 180 días y entregarla a otro concesionario tras este plazo. 'No es nuestro propósito que los servicios queden en manos del Estado, sino reprivatizarlos', enfatizó ayer el jefe de gabinete, Alberto Fernández, al anunciar la decisión del presidente Kirchner.

Aguas argentinas

Uno de los 62 contratos de concesión de servicios que renegocia el Gobierno argentino es el de Aguas Argentinas, participada por Aguas de Barcelona y Lyonaisse des Eaux. Kirchner considera que Aguas no ha cumplido con todas las inversiones a las que se comprometió.