Déficit excesivo

La Comisión pedirá explicaciones si se elude el procedimiento contra Francia y Alemania

La Comisión Europea ha afirmó hoy que si el Consejo de Economía y Finanzas (Ecofin) decide no votar el siguiente paso del procedimiento de déficit excesivo contra Francia y Alemania deberá explicar "por qué" y hacer un "voto público". Según ha indicado el portavoz de Economía, Gerassimos Thomas, la reunión del próximo 25 de noviembre deberá abordar el "seguimiento" de los dossiers abiertos contra ambos países por superar el 3% del déficit establecido en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

En un principio no existen plazos jurídicos para que el Ecofin tome una decisión sobre las recomendaciones de este tipo de la Comisión, pero el Ejecutivo comunitario desea que se produzca en una de las dos próximas reuniones. "Si no lo hace debe explicar por qué y hacer un voto público", manifestó Thomas.

El presidente de la Comisión de la UE, Romano Prodi, advirtió ayer ante el Parlamento Europeo de la existencia de "pactos" en el seno del Ecofin para "desmantelar" el Pacto de Estabilidad y Crecimiento. Si triunfa esta estrategia, "se acabará lo poco que tenemos hoy de gobierno económico", alertó al tiempo que animó a la Cámara a denunciar esta situación, al igual que está haciéndolo con los planes para recortar los poderes presupuestarios del Parlamento en la futura Constitución de la UE.

Alemania pide respaldo

Por su parte, el ministro de Finanzas alemán, Hans Eichel, ha expresado su confianza en encontrar "amplio respaldo" entre sus colegas europeos a su línea de resistencia a las exigencias de la Comisión Europea para reducir el déficit público. Su portavoz, Jörg Müller, explicó que por eso mismo no había planes de ahorro adicionales para cumplir con las exigencias de la Comisión. La Comisión exige que Alemania reduzca el año próximo su déficit en un 0,8% mientras que el Gobierno tiene planificada una reducción del 0,6%.

El Ministerio de Finanzas considera que Alemania ya ha cumplido las recomendaciones que le hizo la Comisión en enero y acusó a ésta de mostrarse ahora "poco cooperativa" pues nuevas medidas de ahorro debilitarían el crecimiento. Müller ha añadido, sin embargo, que Alemania no tenía intención de buscar un cambio en el Pacto de Estabilidad y aseguró que éste es una herramienta adecuada para resolver problemas en la eurozona.

Ya ayer, martes, Eichel advirtió de que no piensa aceptar pasivamente las exigencias de la Comisión. Eichel dijo, durante el congreso del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) en Bochum, que Alemania quiere cumplir con el pacto pero que tiene que ser posible manejar la política de consolidación en épocas de crisis económica de manera distinta a la que exigen épocas de buena coyuntura.