Ganancias

El grupo holandés ING gana un 31,8% más gracias a su división bancaria

ING, el grupo holandés de seguros y banca, anunció ayer un beneficio neto de 977 millones de euros en el tercer trimestre de este año, un incremento del 31,8% respecto a los 741 millones que ganó en el mismo periodo de 2002.

Mirando hacia el futuro, la compañía emitió un comunicado en el que señala que 'si los mercados financieros no se deterioran sustancialmente hasta final de año, el consejo espera que el beneficio neto operativo (de todo 2003) se incremente entre el 10% y el 15% con relación a todo 2002, excluyendo ganancias bursátiles'.

El resultado operativo de la división de banca estuvo en la base de esos resultados, ya que experimentó un aumento del 167,8% entre julio y septiembre, hasta alcanzar 399 millones de euros, frente a los 149 millones alcanzados en el mismo periodo del año pasado. En los nueve primeros meses de 2003 el incremento fue del 41,4%, hasta 1.202 millones, frente a los 850 millones del mismo periodo de 2002.

'La subida de los ingresos, la reducción de provisiones por créditos dudosos y una baja de los costes explican estos resultados', dijo el presidente del grupo, Ewald Kist. Sin embargo, los beneficios netos de la división de seguros cayó un 12,1% en el trimestre, al totalizar 545 millones, frente a los 620 millones obtenidos en el mismo periodo del año pasado.

Mientras tanto, Allianz, la mayor aseguradora de Alemania y propietaria de Dresdner Bank, volvió a beneficios en los primeros nueve meses de 2003 tras sus pérdidas en el mismo lapso del año pasado.

Su beneficio neto fue de 421 millones de euros contra una pérdida de 974 millones en el mismo periodo de 2002, aunque el resultado fue algo inferior a las previsiones debido a las pérdidas de Dresdner, el cuarto banco del país.

En su negocio principal, la aseguradora elevó sus ingresos por primas brutas un 4,5%, hasta 64.200 millones, a pesar de la apreciación del euro, que ha afectado a sus ganancias.