_
_
_
_
_
CincoSentidos

Estrategas de fortunas

Ahora que la banca privada ha dejado de ser cosa de ricos, desembarca en España un servicio para grandes fortunas con más de un siglo de tradición al otro lado del Atlántico. Son las oficinas de familia, más conocidas en su denominación inglesa, family office. Son adecuadas para patrimonios a partir de entre 50 y 100 millones de euros. Para niveles más bajos, en torno a 10 millones, existe el family office múltiple. En ambos casos se trata de un equipo de profesionales al servicio de un grupo familiar. Su misión es organizar y conservar un patrimonio personal y, según los casos, también empresarial. Cuando la oficina es múltiple, el cliente no lo es en exclusiva y comparte su oficina con otras familias.

Entre sus tareas, explican Javier Fitz-James Stuart y Borja Durán, fundadores de Familyoffice Solutions, está realizar un diagnóstico de situación y proponer, según cada caso, una revisión legal y fiscal que, por ejemplo, puede pasar por una reestructuración societaria. Se plantea una política de inversiones y se pone en marcha el seguimiento. En su caso, no trabajan en exclusiva para una sola familia. Aunque la gestión financiera supone la mayor parte del trabajo, también administran aspectos filantrópicos o de soft-issues (barcos, fincas, etc.).

José Félix Gálvez, socio de Landwell, división legal de Pricewaterhousecoopers, explica otro modelo de family office. El grueso del trabajo de la oficina de familia también se lo lleva la parte financiera, pero hay tareas, como formar a los alevines del empresario u organizar eventos de familia, que también se pueden ofrecer. Así, la clave está en lograr un equipo lo más multidisciplinar posible.

Un tercer modelo, el más restringido y de atención especializada, consiste en contar con un equipo de unas tres o cuatro personas dedicadas en exclusiva a llevar la Simcav del grupo familiar. De esta forma, la Simcav se autogestiona y es totalmente independiente de cualquier banco.

En la actualidad, se calcula que en EE UU existen unas 5.000 family offices y unas 500 en Europa. Averiguar lo que cuesta contratar estos servicios no forma parte de los secretos de familia. En opinión de Durán, 'la gestión del patrimonio, en general, no debe suponer más de un 0,5% o 1%'. En el caso de su firma, cobran por los servicios de consultoría de gestión entre el 0,35% y el 0,5% anual y según el volumen de patrimonio. Por los servicios de búsqueda de productos en el mercado cobra las comisiones que les retrotraen, por ejemplo, las gestoras de fondos.

Hay actuaciones concretas, como preparar una fusión, por las que se cobra una cantidad fija. Durán señala que a veces les han pedido que vayan a un consejo de administración como oyentes para luego explicar al cliente con detalle lo que se ha dicho y dar asesoramiento. También hay modelos que tratan de obtener valor añadido al patrimonio del cliente y que se pagan en función de los resultados obtenidos. Cualquier combinación, por tanto, parece válida, explica.

¿Cómo se contrata un family office? 'Habitualmente la contratación surge de una relación de confianza con alguien de la familia', explica José Félix Gálvez. No son, por tanto, servicios que aparezcan anunciados en las páginas de los periódicos.

El 'family office' también se encarga de tareas como la formación de los herederos o la organización de eventos familiares

La fórmula societaria ganadora

Empresa familiar¦bull; Compañía controlada por una familia. Puede ser una sociedad muy pequeña o cotizada. Sólo a las grandes les compensa una estructura de holding y un family office.El holding¦bull; Es una sociedad dedicada a tener o controlar la mayoría de las acciones de otras compañías. Su misión es ser cabecera de un grupo de entidades como Simcav, actividades inmobiliarias y empresariales, etc., que pertenecen a un grupo familiar.La simcav¦bull; Sociedades de inversión mobiliaria de capital variable (Simcav). En España hay algo más de 2.800. Ahora su capital mínimo es de 2,4 millones de euros y debe tener 100 socios. La última reforma legal abre la puerta a Simcav de menos de 300.000 euros. Pagan un gravamen del 1%.Los inmuebles¦bull; La inversión en inmuebles está en todo patrimonio que se precie. Para evitar un excesivo pago de impuestos hay que tener una persona y un local dedicados a llevar la administración de los inmuebles.

Ventajas frente a la banca privada

Una de las principales ventajas de las oficinas de familia es lograr la casi total independencia de los bancos. La mayoría de los profesionales que ahora gestionan las grandes fortunas provienen del mundo de la banca privada y saben que las entidades aconsejan inversiones de la casa aunque puedan distribuir las de terceros. 'El gestor no debe ser un vendedor de sus productos', afirma con rotundidad José Félix Gálvez.A través de una oficina de familia se accede a todo el universo de activos que hay en el mercado con total independencia. Los profesionales del family office ni cobran ni pagan por aconsejar unas inversiones concretas frente a otras. Aunque al igual que los bancos, eso sí, viven de las comisiones que retrotraen, por ejemplo, las gestoras de fondos.Aunque los bancos ya no sean quienes hagan y deshagan la cartera del cliente, el trato con las entidades financieras sigue siendo necesario. En este sentido, Borja Durán señala que su cometido es vigilar que el número de entidades bancarias con las que se trabaja sea el adecuado (con tres ya puede ser suficiente) y renegociar las comisiones como, por ejemplo, las de rotación de cartera.Otra de las ventajas del family office, en este caso múltiple, es aprovechar las economías de escala. Durán pone un ejemplo muy claro. 'Por crear una Simcav los bancos cobran un 0,6% o un 0,7%. Si llevamos 10 Simcav a un mismo banco, logramos un precio del 0,25%'.

Más información

Archivado En

_
_