ZEW

Mejoran las expectativas en Alemania al calor de la industria y el euro

El índice del instituto ZEW que mide las expectativas de los inversores en Alemania aumentó en noviembre 6,7 puntos, por encima de lo que esperaban los analistas, hasta reflejar una lectura de 67,2, cuando las estimaciones apuntaban a 65,0.

En un comunicado, el instituto aseguró que este nivel, el más alto en 16 meses, se nutrió de un aumento palmario en los pedidos industriales en septiembre, así como del rally de las bolsas y la debilidad del euro. Este noviembre, las expectativas para la eurozona mejoraron asimismo 5,3 puntos, hasta los 72,1 y desde los anteriores 66,8.

El mes anterior, el índice de coyuntura de octubre cayó por primera vez en diez meses. Tras nueve subidas consecutivas y en contra de los pronósticos de los analistas, recortó seis décimas, hasta 60,3 puntos. En enero de 2000, la confianza que mide este indicador, considerado como el más fiable para la primera economía de la zona euro después del que elabora el IFO, se disparó en 89,6 puntos. Su mayor desplome se produjo en diciembre de 1992, a 62,2 puntos.

La inflación, estable

Por otra parte, la Oficina Federal de Estadísticas divulgó hoy el Indice de Precios al Consumo (IPC) en ese país, que se mantuvo en octubre sin cambios frente a septiembre, mientras que la inflación interanual se situó en el 1,2%. En septiembre, ésta fue del 1,1%.

El mayor aumento interanual se produjo en los precios de los alimentos, que crecieron un 1,5% respecto de octubre de 2002. Destacó el encarecimiento interanual de la verdura (+7,9%) y la fruta (+2,4%), mientras que descendió el precio de la carne (-0,7%). En otros sectores resaltó la caída de los precios de productos informáticos (-19,1%) y los equipos fotográficos (-4,9%). El gas y la electricidad, en cambio, resultaron más caros: concretamente un 7,2 y un 5,1%, respectivamente.