Resultados

British Airways redujo su beneficio un 57% por las huelgas de julio en Heathrow

Los beneficios de British Airways (BA), la primera aerolínea europea, sufrieron una fuerte caída en el tercer trimestre de este año al situarse en 150 millones de euros, un 57% menos que en el mismo período del año anterior.

La compañía, que en el tercer trimestre de 2002 tuvo beneficios por 350 millones de dólares, ha achacado esos resultados a las huelgas registradas durante el mes de julio en el aeropuerto londinense de Heathrow. Ese dato colocó el total de beneficios antes de impuestos alcanzado entre los meses de abril y septiembre en 85 millones de euros, frente a los 443 millones del mismo período del año anterior.

La compañía aérea ha informado además de que su presidente, Colin Marshall, se retirará en la próxima junta de la compañía que se celebrará en julio de 2004. Ha indicado, además en un comunicado que el tercer trimestre ha sido "difícil" debido a la huelga de julio y a paros no oficiales de trabajadores en el aeropuerto de Heathrow, además de a los costes asociados con el proceso de recuperación puesto en marcha.

En los últimos meses, la aerolínea británica ha recortado más de 12.000 puestos de trabajo, ha simplificado su flota y ha reducido rutas en las que perdía dinero, en un intento de reducir los costes. El director ejecutivo de la compañía, Rod Eddington, ha indicado en un comunicado que el grupo ha avanzado en el proceso de reducción de costes, pero admitió que "debe hacer más".

"Seguiremos simplificando y modernizando nuestro negocio al tiempo que vamos a satisfacer a los consumidores con un servicio mejorado y tarifas mejores", ha agregado Eddington. El director ejecutivo de BA se ha mostrado convencido de que la compañía ya "ha tocado fondo" y, al tiempo, ha indicado que "seguiremos buscando recortes permanentes de la plantilla a través de retiros y de reasignaciones".