Estudio

El poder terapéutico de las 'distracciones' laborales

Los juegos de ordenador en la oficina podrían mejorar la productividad y la satisfacción laboral, según un estudio realizado por científicos de la Universidad de Utrecht con 60 empleados de una firma holandesa de seguros.

Muchas grandes empresas prohiben los juegos más básicos de ordenadores, alegando que suponen una pérdida de tiempo a los trabajadores. Algo que, según el profesor Jeffrey Goldstein, líder de esta investigación, no se ajusta en absoluto a la realidad. Según las conclusiones de su trabajo, el juego influye de forma positiva en la productividad del empleado, en su satisfacción laboral y hasta podría reducir el absentismo. Goldstein se permite la licencia de comparar el juego con la pausa laboral para tomar un café.

A lo largo del experimento realizado, permitieron a los trabajadores jugar a diversos juegos una hora diaria, pudiendo escoger cada empleado su momento preferido. Esto demostró que una partida al Solitario contribuye a romper la monotonía laboral, lo que sirve de estímulo al trabajador y le aporta eficacia, porque libera al cerebro de tareas más complejas.

Aún así, el profesor Goldstein advierte que las conclusiones son todavía preliminares.

¿Tiempo muerto?

En la misma línea, y apoyando la tesis de la necesidad de algún tipo de distracciones laborales que potencien las capacidades del trabajador y le sumerjan por un espacio de tiempo en otra realidad más relajante, un libro sostiene que navegar por la Red en horario de trabajo conlleva múltiples beneficios. Y no sólo para el trabajador, sino para la empresa.

Este libro, basado en el estudio de empleados que disponían de acceso a Internet en su trabajo, trata de tirar por tierra la sostenida creencia de que navegar por la Red en la oficina fomenta la ineficiencia y provoca una reducción de la productividad por la pérdida de tiempo que conlleva.

Por lo contrario, este manual fomenta la idea de que explorar el mundo web en horario laboral ayuda a administrar mejor el tiempo, reduce el estrés, mejora las habilidades y ayuda a alcanzar un perfecto equilibrio entre el trabajo y la vida personal.