Competencia

Bruselas tendrá en cuenta la crisis del sector al analizar la fusión entre Sony y BMG

La Comisión Europea analizará la fusión entre las ramas discográficas de Sony y Bertelsmann de "forma objetiva" y teniendo en cuenta la evolución del mercado desde el año 2000, según ha asegurado hoy una portavoz. Ambas compañías firmaron ayer un acuerdo de intenciones para concentrar sus casas de discos (Sony Music y BMG), lo que dará lugar a la segunda empresa del sector.

La portavoz de la Dirección General de Competencia del Ejecutivo comunitario, Amelia Torres, ha adelantado que Bruselas tendrá en cuenta en su análisis la evolución del mercado discográfico desde 2000, cuando el Ejecutivo comunitario examinó el proyecto de fusión entre EMI y Time Warner. Esas dos empresas presentaron en 2000 un proyecto de fusión a la Comisión Europea, que finalmente decidieron abandonar; durante su análisis suscitó grandes reservas a las autoridades comunitarias de la Competencia.

Torres señaló habrá que ver si el mercado ha cambiado desde 2000, pero de momento rehusó no entrar en detalles, pues el examen que haga en su momento la Comisión Europea del caso Sony-Bertelsmann "nos dirá si el mercado ha cambiado, en qué medida y cuál deberá ser la decisión".

Este comentario abre la puerta a un posible visto bueno de la Comisión dada la acuciante caída de ventas que han sufrido las discográficas en los últimos años. La piratería y el intercambio ilegal de archivos por Internet subyacen a la crisis.

Disminuir riesgos más que aumentar beneficios

La fusión de Sony Music con BMG, según los analistas, pretende más disminuir riesgos que buscar un beneficio. La proliferación de servicios de intercambios de canciones como Kazaa y el debilitado mercado minorista llevó a Sony a los números rojos en un marco de caída generalizada en las ventas. "Este acuerdo puede no ayudar en términos de rentabilidad, pero se trata de que Sony minimice el riesgo", señala el analista de Standard & Poor's John Yang en declaraciones a la agencia Reuters. En la misma línea, Deutsche Securities ha transmitido una nota a sus clientes en la que indica que ¢un mayor tamaño no llevará necesariamente a un incremento de los beneficios".