Cámaras

Las empresas admiten que venden y exportan más, pero congelan el empleo y la inversión

La confianza de las empresas españolas experimenta una intensa recuperación en los últimos meses del año apoyada en un fuerte crecimiento de la facturación y la mejora de la exportación. Este ambiente de optimismo no es suficiente, sin embargo, para estimular el empleo y la inversión que se mantienen congelados.

Esta es, en síntesis, la conclusión del indicador de confianza empresarial (ICE) de las cámaras de comercio, correspondiente al cuarto trimestre de 2003, que muestra cómo el 43,8% de las más de 3.800 empresas encuestadas prevé aumentar su cifra de negocio, 18,6 puntos más que los que declaran haber vendido más en el trimestre anterior. Mientras, sólo el 14,2% avanzaba un empeoramiento frente al 25,6% que redujo su facturación de julio a septiembre.

Esta subida de las ventas se apoya esencialmente en el elevado dinamismo de la actividad exportadora que se refleja en el aumento o mantenimiento de los ingresos por exportación que reconocen el 86,8% de las empresas consultadas.

La inversión, por el contrario, sufre una llamativa involución tras la mejora del tercer trimestre. æscaron;nicamente el 13,6% de las empresas anuncia que aumentará sus inversiones en los tres últimos meses frente al 19% que lo hizo hasta septiembre.

Los precios también moderan su tendencia al alza, con sólo un 8,8% de empresas que admiten subida de tarifas, y un 87,5% que prevén mantenerlas.

A nivel sectorial, comercio, construcción y otros servicios (ocio, consultoría y telecomunicaciones) apuntan las mejores perspectivas, mientras que las empresas de turismo y hostelería declaran mayoritariamente caídas de facturación, empleo e inversión, debido al final de la temporada de verano.

La cifra de negocios aumentará entre octubre y diciembre para el 50,7% de las empresas de comercio, el 44,9% de las del resto de servicios y el 31,8% en las de construcción, sector este último que se mantiene como el motor de la actividad económica española.

Destaca también la recuperación que apuntan los sectores industriales, con un 38.6% de empresas que declaran aumento en su cifra de negocio y un saldo neto positivo del 24,2% entre las que prevén aumento y retroceso, lo que supone una mejora de 48,4 puntos respecto al trimestre anterior. El repunte de la exportación explica también este crecimiento de la industrial.

El trabajo sólo crece en las pequeñas

El índice de confianza empresarial muestra también una práctica congelación en el empleo con sólo el 10,4% de las empresas que espera crear nuevos puestos de trabajo, frente al 85,7% que apunta a un mantenimiento y al 3,9% que admite que destruirá empleo. Resulta significativo comprobar cómo el aumento de las contrataciones se limita exclusivamente a las empresas con menos de 10 trabajadores, mientras que el crecimiento de la facturación afecta a todos los segmentos menos a las grandes.