Negociación colectiva

La patronal renuncia a reformar los convenios

La patronal ya no reclama con tanta insistencia como en un pasado reciente la reforma en profundidad de la negociación colectiva. El vicepresidente de CEOE, Arturo Gil, antepuso ayer el mantenimiento de la 'paz social' a una posible reforma de la negociación colectiva, que no considera prioritaria, y apostó por la renovación para 2004 del Acuerdo Interconfederal de Negociación Colectiva.

Gil señaló a un grupo de periodistas, tras intervenir en unas jornadas sobre los Presupuestos Generales del Estado para 2004, que la necesidad de reformar la negociación colectiva, como recuerdan reiteradamente desde el Ministerio de Economía, es 'un tema muy complicado'.

En este sentido, afirmó que 'la paz social es un elemento vital para la economía española', y subrayó que, en estos momentos, los empresarios no se encuentran 'a disgusto' con la situación actual, sobre todo si se sigue manteniendo el acuerdo de moderación salarial con los sindicatos.