Fútbol

Los fichajes del Real Madrid desgravan impuestos

No paran de correr en el campo de fútbol, pero en términos contables forman parte del inmovilizado. Gracias a ello, los fichajes de Beckham, Ronaldo, Zidane o Figo tienen para el Real Madrid no sólo un rendimiento deportivo y comercial, sino que además generan el derecho a beneficiarse de las ventajas fiscales que la ley prevé por ello.

El Real Madrid ha generado en los últimos tres años plusvalías por importe de casi 500 millones de euros. Sólo en la última temporada, las ganancias por la venta de derechos de edificabilidad de la Ciudad Deportiva han ascendido a 127,9 millones.

Con estas cifras, los expertos fiscales del club, asesorados por los abogados de Garrigues, han puesto todo su empeño en reducir la factura fiscal derivada de esas ganancias. Además, cuentan con el beneplácito de Hacienda para ello. Fuentes del club blanco reconocen que han consultado al ministerio y que, tras recibir el visto bueno, han utilizado las desgravaciones fiscales aplicables a los fichajes galácticos.

En condiciones normales, las plusvalías de la última temporada tributarían a un tipo del 25% -el que le corresponde al Real Madrid por no ser sociedad anónima-, así que Hacienda ingresaría unos 32 millones en sus arcas. Pero gracias a la reforma fiscal que el PP introdujo en la Ley de Acompañamiento a los Presupuestos de 2002, el club tiene la posibilidad de deducirse un 10% de esta cifra si reinvierte las plusvalías, que tributarían así al 15%, según el artículo 36 ter de la Ley del Impuesto sobre Sociedades. El ingreso para el fisco se reduciría a 19 millones.

Y el Real Madrid ya ha confirmado que va a beneficiarse de esa posibilidad, según consta en la memoria de su ejercicio 2002/2003.

La ley establece que la reinversión debe efectuarse, entre otros, en elementos patrimoniales 'pertenecientes al inmovilizado material o inmaterial afectos a actividades económicas'.

Así lo ha hecho el Real Madrid. Fuentes del club explican que buena parte de las plusvalías se están reinvirtiendo en mejoras del estadio Santiago Bernabéu (unos 90 millones) y en la nueva ciudad deportiva (cerca de 100 millones en la primera fase).

Pero los fichajes también desgravan. En la memoria de la entidad, la partida de inmovilizado más cuantiosa -aunque amortizada- es el inmaterial deportivo, que incluye 'los derechos de traspaso de jugadores y los costes incurridos en la adquisición de los mismos'. Sólo en su último ejercicio, el Real Madrid ha destinado 47,9 millones a compra de jugadores.

Puesto que la desgravación está admitida, el resultado es que al final parte de la factura de la adquisición de Beckham, por ejemplo, corre indirectamente por cuenta de Hacienda. El fichaje del jugador inglés asciende a 25 millones para cinco temporadas, más un variable anual máximo de 2,5 millones.

El club mantiene que la compra de un jugador es tan importante para un equipo de fútbol como para otras empresas la construcción de una planta o la adquisición de una máquina, y que la inversión en grandes estrellas ha permitido elevar los ingresos de la entidad.

A favor y en contra

Más contribuyentes

Los protagonistas de los grandes fichajes del Real Madrid se convierten luego en excepcionales contribuyentes por el impuesto sobre la renta debido a sus altos sueldos.

Crece la actividad

El propio club logra con su incorporación un alto negocio inducido que también genera ingresos fiscales y beneficios económicos de todo tipo.

Subvención de lujo

La desgravación supone una especie de subvención de Hacienda a los fichajes multimillonarios en tiempos de déficit cero y restricciones presupuestarias.

Actas fiscales

Las relaciones entre Hacienda y el Real Madrid no son precisamente cordiales. El club tiene expedientes millonarios de la época anterior a Florentino Pérez.