Impuestos

La CEOE pide de nuevo que se bajen las cotizaciones sociales y el Impuesto de Sociedades

El vicepresidente de la CEOE y presidente del Instituto de Estudios Económicos, Arturo Gil, han asegurado hoy que la "holgura" de los presupuestos debería revertir en una bajada de dos puntos de las cotizaciones a la Seguridad Social y en la reducción del Impuesto de Sociedades, en convergencia con la UE.

De esta forma, Arturo Gil solicitó una reducción de los impuestos a las empresas y una "mayor flexibilidad a la hora de ajustar plantillas", como medidas para incentivar la productividad, en una jornada sobre los Presupuestos Generales del Estado para 2004 organizada por la Asociación para el Progreso de la Dirección.

Según el representante de la CEOE, el Impuesto de Sociedades en España está "desfasado" en relación con Europa, por lo que aseguró que "estamos obligados a adecuarlo a los niveles de la zona euro", y advirtió de que podría revertir en "la deslocalización de la ubicación de nuestras empresas, porque la gente está buscando sitios donde pagar menos".

"En el presupuesto de 2004 se pierde la oportunidad de abordar el tema de las cotizaciones a la Seguridad Social", afirmó y, en este sentido, se mostró favorable a aplicar las rebajas en las cotizaciones de los colectivos más desfavorecidos con cargo a la Seguridad Social.

Para el representante de la patronal, la inflación es el desequilibrio pendiente de la economía española y advirtió de que en 2004 España tendrá un diferencial de inflación con el resto de la Unión Monetaria "relativamente importante". Respecto a las inversiones en gasto social recogidas en el presupuesto, Gil se refirió al Fondo de Reserva de la Seguridad Social, sobre el que aseguró que "su importancia es relativa" y que en el futuro "se tendría que seguir actuando en las cuotas de la Seguridad Social".