Telefonía Móvil

Samsung persigue el 10% del mercado de móviles en España

La alianza de distribución cerrada con los tres operadores de telefonía móvil en España, Telefónica Móviles, Vodafone y Amena, hace albergar importantes previsiones de crecimiento a Samsung.

Esta compañía, única del sector con planta de producción en España, va a terminar el año en curso con unas ventas de 600.000 teléfonos y el sexto puesto en el ranking de fabricantes. 'Para finales de 2004 deberíamos estar entre los tres primeros, tras Nokia y Siemens, pasando de un 3% a un 10% de cuota', expone Juan Botas, director de la división de telecomunicaciones de Samsung. Ese reto supondrá aumentar su presencia en España hasta superar un millón de unidades en el mercado el próximo ejercicio.

La empresa coreana sigue a Nokia y Motorola, con el 11,5% de las ventas mundiales de móviles -el 20% en Corea del Sur-, y ha tenido que cambiar su modelo de negocio para tratar de mejorar sus resultados en España. 'En todo el mundo negociamos directamente con el canal de distribución, pero aquí el 90% de las ventas las controla el operador, que además subvenciona el teléfono de sus clientes', expone el directivo.

Este fenómeno, prácticamente exclusivo del mercado español, ha llevado al equipo de Samsung Telecomunicaciones a tratar directamente con los tres operadores para mejorar su posición en sus programas de fidelización y redes comerciales.

La filial española acaba de poner en los escaparates dos nuevos terminales de gama media y alta, E700 y X600, en cuyo lanzamiento va a emplear 1,5 millones de euros hasta Navidad.

Samsung Electronics emplea a 936 personas en España entre la fábrica de Palau de Plegamans (Barcelona) y su centro logístico de distribución comercial. De la primera, con los índices de actividad más altos de la compañía, depende la producción de vídeos, DVD, teléfonos y móviles. En cuanto al centro logístico de Hospitalet de Llobregat (Barcelona), se ocupa de la distribución en los mercados del sur de Europa.

Tras aumentar la facturación un 13% en 2002, con 800 millones de euros, prevé culminar 2003 con unos ingresos de 925 millones.