_
_
_
_
_
Conflicto

Rusia embarga el 44% del capital de Yukos

Con esta medida, el Estado se garantiza que el magnate ruso no pueda vender los títulos, que tienen un valor de mercado de 12.400 millones de dólares. Así, el propietario del paquete, el grupo Menatep (controlado por el propio Jodorkovsky) no podrá comerciar con él, aunque retendrá los derechos políticos y podrá seguir recibiendo dividendos, según afirmó ayer un portavoz de la compañía.

La fiscalía negó ayer que la medida haya sido tomada para hacerse con el control de la compañía. 'Las acciones sólo han sido congeladas, y no confiscadas', aseguró la portavoz Natalia Veshniakova. Casualmente, la decisión de la fiscalía ha llegado justo después de que la dirección haya decidido abonar un dividendo de 2.000 millones de dólares, de los cuales 700 corresponderían a Jodorkovsky.

Este movimiento de la justicia supone un paso adelante en el camino iniciado el sábado y que se ha convertido en el mayor foco de tensión empresarial desde que cayera el régimen comunista en 1991. El fin de semana, la policía detuvo a Jodorkovsky, el hombre más rico de Rusia y padrino de la oposición política al Kremlin, al que acusa de fraude y evasión fiscal.

La decisión de la fiscalía volvió a provocar una jornada negra en la Bolsa. El mercado moscovita cayó un 8,2%, la tercera caída en cuatro días, y han perdido el 15% en la semana. Los títulos de Yukos -que suponen el 20% del índice- se desplomaron el 13,8% y acumulan una caída del 27,6% en la semana.

Putin dice a la banca que mostrará su 'autoridad'

El presidente ruso, Vladimir Putin, tenía ayer una cita en el Kremlin con los grandes bancos estadounidenses y europeos, entre los que se incluían Citigroup, JP Morgan, Morgan Stanley, UBS o ABN Amro. Durante la conversación, el mandatario aseguró que el Estado está determinado a mostrar su autoridad en el conflicto con Yukos, según un banquero presente en la reunión. 'Hizo mucho hincapié en que no importa lo que puedan decir los medios occidentales, o las presiones que se puedan ejercer, él va a seguir fiel al plan de hacer cumplir la ley'. Putin subrayó durante la conversación que 'este es un caso aislado'.La banca internacional tiene motivos para sentir miedo. La operación del Estado ruso acrecienta los riesgos del crédito sindicado de 1.000 millones de dólares concedido por Citigroup, Commerz, Crédit Lyonnais, Deutsche, HSBC, ING y Société Générale. En estas circunstancias, una mayor sindicación para reducir riesgos sería imposible.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_