Cinco Sentidos

El placer de pilotar

Mi padre fue coronel del Ejército del aire, pero yo siempre estuve metido entre libros de Derecho. Un día, en un viaje a Estados Unidos, vi un cartel de una escuela de pilotos que decía Deja de soñar y vuela. Llevo ocho años volando'. José Antonio Arcila, abogado y socio del bufete Baker & Mckenzie en Madrid, ha realizado ya más de 200 aterrizajes a bordo de un Cesna 172 de 1999. Además de un enamorado de la aviación, Arcila es uno de los pocos españoles que se ha planteado en alguna ocasión comprar un avión. 'Sigo dándole vueltas a la idea, porque para volar es muy importante la práctica. Una buena opción es tener un avión compartido, alquilarlo a una escuela y sacarlo el fin de semana'.

Y es que, pese a que la idea nos traiga a la mente imágenes de estrellas como Julio Iglesias o empresarios como Amancio Ortega, comprar un avión no es un lujo desorbitado. 'Un monomotor nuevo y moderno puede costar entre 180.000 y 300.000 euros, pero, si se trata de un avión de segunda mano, los precios son mucho más asequibles', señalan fuentes de la Fundación Aeronáutica Guadalquivir (FAG), una organización dedicada a difundir la aviación. El precio, explican, depende de las horas de vuelo que resten al motor. 'La compra de un monomotor mediano de segunda mano puede saldarse en 30.000 o 36.000 euros', afirma Javier Pertiñez, piloto e instructor de la escuela de aviación Lnair.

El mercado americano es una de las mejores opciones para buscar el modelo ideal, aunque también puede hacerse desde el sillón. En páginas web como www.trade-a-plane.com o www.tuavion.com puede hallarse un avión americano, como el Piper Cherokee 65, por 60.000 euros. 'No hemos visto perder dinero a nadie que se haya comprado un avión. Al final el avión se vende y la operación es, casi siempre, muy rentable', explican desde la FAG.

'No hemos visto perder dinero a nadie que haya comprado un avión. Al final se vende y sale rentable'

Pero, si comprar el avión no resulta una ruina, mantenerlo ya es otra cuestión. Lo primero que hay que decidir es si guardarlo en un aeropuerto público o en uno privado, donde el coste puede rondar los 150 o 200 euros al mes. 'El inconveniente del hangar privado es que, si lo comparten varios aviones, hay que sacar y guardar los que estén antes que el tuyo cada vez que vuelas', advierten en la FAG. La ventaja, liberarse de la burocracia de los aeropuertos de AENA.

Junto a ese gasto básico, hay que tener en cuenta el coste de contratar un seguro de responsabilidad civil frente a terceros, que puede rondar los 3.000 euros al año, y duplicarse en el caso de que se opte por un aseguramiento a todo riesgo. Después, llegan el mantenimiento y los repuestos. 'Lo normal es cambiar el aceite y el filtro cada 50 horas de vuelo. Además, hay que realizar una inspección anual (la ITV de los aviones) y sumar las tasas de renovación, taller e ingeniero', apuntan en la FAG. Los recambios son capítulo aparte. Una bujía, por ejemplo, puede salir por 25 euros; las tuberías de aceite y combustible, por unos 400, y la revisión de las hélices, por cerca de 3.000.

¿Excesivo? En cualquier aeródromo o escuela de aviación se puede alquilar un avión por unos 140 euros la hora. No es igual que tener uno propio, pero la sensación de estar al mando es la misma. 'Volar es una de las experiencias más impresionantes que hay en la vida. El sentimiento, cuando estás arriba y tienes el control, es muy especial. Y cuando bajas, te sientes en la gloria. Es una conquista', explica con un entusiasmo que no admite dudas José Antonio Arcila.

Escuelas y cursos, a medida

Aeromadrid. Escuela privada en la que han cursado sus estudios casi 3.000 alumnos. Cuenta con un convenio con la Universidad Autónoma de Madrid y ofrece el curso de piloto privado por unos 5.100 euros. www.aeromadrid.com

Aerotec. Otra escuela que ofrece un curso personalizado y con horario flexible por 6.110 euros. Aerotec está reconocida por la Dirección General de Aviación Civil desde 1993 con sede en Madrid, Málaga, Palma de Mallorca, Sevilla, Tenerife y Las Palmas. www.aerotec.es

Lnair imparte cursos en el aeropuerto de Cuatro Vientos (Madrid). Dispone de un curso de iniciación de 600 euros y de piloto privado por 5.300. www.lnair.com

Aprenda a volar en 16 semanas

Antes de pensar en comprar un avión conviene, lógicamente, aprender a volar, una opción que poco a poco va extendiéndose en España. 'Tenemos gente de todo tipo y de todas las edades, aunque predominan los extranjeros', señala Javier Pertiñez, de la escuela de aviación Lnair. Los requisitos para sacar el título de piloto privado son muy simples: tener al menos 17 años y presentar un certificado médico clase II y el DNI. El curso puede costar alrededor de 6.000 euros, aunque en algunas escuelas disponen de cursos de iniciación a partir de unos 600. El título permite únicamente realizar vuelo deportivo y de ocio y nunca remunerado. Una vez realizada la instrucción, hay que pasar un examen que convoca Aviación Civil (algo así como sacar el carné de conducir en el aire) y para el que existen cuatro o cinco convocatorias al año. 'Sacar el título puede llevar entre 12 y 16 semanas', explica Pertiñez. Las escuelas suelen incluir en el alquiler del avión y las clases un seguro de accidentes. Al principio se vuela con instructor; después, cuando se tienen unas 40 o 50 horas de vuelo, se produce el bautizo o la suelta, y el nuevo piloto se enfrenta, por fin, solo al horizonte.