Empleo

El cierre de la planta valenciana de MB España afectará a 515 trabajadores

MB España ha anunciado hoy el cese de sus operaciones de fabricación en la planta de la localidad valenciana de Ribarroja, decisión que afecta a 515 trabajadores y que está motivada por la ¢inviabilidad¢ del futuro de las instalaciones debido al cambio en los hábitos de juego.

La juguetera, perteneciente a la multinacional Hasbro, ha indicado, a través de un comunicado, que en las actuales instalaciones permanecerá una plantilla compuesta por unos cien empleados, que se dedicarán a la mercadotecnia y ventas para España y Portugal. Asimismo, el director europeo de producción y responsable de la planta de Ribarroja, Pat Gilhooly, ha señalado que se iniciarán conversaciones de forma inmediata con los representantes de los trabajadores para fijar ¢un plan social justo y razonable¢ para los 515 empleados afectados, de los que 289 son fijos y 226 discontinuos.

Esta decisión se ha adoptado, según la dirección de MB, al considerar ¢inviable¢ el futuro de la planta debido ¢al cambio en los hábitos de juego en la infancia y la disminución de la popularidad del tipo de juguetes¢ que se producen en ella. Según el comunicado, ¢la demanda de productos con mucha decoración y gran número de componentes electrónicos ha aumentado en Europa, y éste no es el tipo de productos que se fabrican en la planta de Ribarroja¢.

La compañía trató de mejorar la competitividad de la planta con medidas como la transferencia de carga de trabajo a la planta valenciana, el inicio de producción para terceras empresas y el incremento de exportación a Estados Unidos. ¢Pero estos intentos, según las fuentes, no han sido suficientes para mantener la viabilidad económica de la última fábrica de juguetes a nivel mundial del grupo empresarial, en la que se han invertido 42,4 millones de euros desde 1999¢.

La fábrica de MB está situada sobre una parcela de 70.000 metros cuadrados y a principios de año comenzó la producción de plásticos inyectados para empresas de otros sectores, además de la fabricación de juguetes para Hasbro, actividad a la que se dedicaba hasta entonces en exclusiva. En 2002, la planta exportó el 95% de su producción y su facturación alcanzó 25,6 millones de euros.