Blanqueo de capitales

Detenido un gestor del Popular, sospechoso de blanquear el dinero de una red de narcotráfico

El gestor de Banca Privada del Popular Gonzalo Cantarela fue detenido en Madrid en la madrugada del 14 de octubre por su presunta responsabilidad en una red dedicada al lavado de dinero procedente del narcotráfico, según han confirmado a este diario fuentes policiales. El imputado ha sido puesto a disposición del juzgado de Cambados, según las mismas fuentes.

La detención de Cantarela se producía a raíz de una operación conjunta de la Policía y Vigilancia Aduanera, por la que se procedió al asalto del buque South Sea, congelador de bandera de Senegal, frente a la costa portuguesa. La inspección de la embarcación contó con la autorización de las autoridades del país africano, según una nota difundida por el Ministerio del Interior español.

En el Puerto de Villagarcía de Arosa, en Galicia, se localizaron a bordo de la citada embarcación 283 bultos, de 30 kilogramos cada uno, que contenían siete toneladas y media de cocaína, según la Policía. Se trató de segundo alijo intervenido más importante en España, detrás de la Operación Temple.

La investigación, iniciada hace casi un año por la Udyco del Cuerpo Nacional de Policía con el Servicio de Vigilancia Aduanera, y coordinada por el Juzgado número uno de Villagarcía y el número tres de Cambados, permitió detener a 31 personas y desarticular diversas organizaciones ilegales. Dos de ellas realizaban actividades relacionadas con el tráfico de estupefacientes, dos al transporte de sustancias ilegales y una quinta organización dispuesta para el blanqueo de dinero.

Según fuentes jurídicas consultadas, ese delito fiscal conlleva de tres años a nueve años de prisión, aunque por imprudencia grave, la pena se rebajaría de seis meses a dos años de cárcel. En cuanto al delito de tráfico de drogas, teniendo en cuenta las cantidades incautadas, podría redundar en penas de entre nueve y 15 años.

Banco Popular ha rehusado agregar detalles sobre el caso, por estar en manos de la Justicia, pero sí ha puntualizado que la acción "ha sido directamente contra un empleado" y que la entidad "ha cumplido rigurosamente toda la normativa de blanqueo de capitales".