Productividad

Caruana demanda un cambio en el patrón de crecimiento español

El gobernador del Banco de España, Jaime Caruana, defendió ayer un cambio significativo en el patrón de crecimiento español. A su juicio, España debe aspirar a basar su expansión económica en ganancias de productividad en lugar de hacer descansar el crecimiento sobre ritmos intensivos de creación de empleo, como ha sucedido en los últimos años.

'Una mayor convergencia real de la economía española con la Unión Europea requerirá algunos cambios en el patrón de crecimiento', aseguró Caruana tras la apertura de las jornadas Precios, productividad y crecimiento, organizadas por el Banco Central Europeo (BCE), la autoridad monetaria española y el Centro de Análisis de Política Económica.

El gobernador explicó que para ello será necesario un aumento de la inversión y 'una incorporación -todavía insuficiente- de las nuevas tecnologías a los procesos productivos'.

Esos cambios en el modelo de crecimiento también pasan por corregir los 'desajustes de precios', según apuntó el gobernador, con el objetivo de seguir avanzando en el proceso de convergencia con Europa. El mantenimiento de diferenciales de inflación 'moderados' pero 'persistentes' indican, según Caruana, la permanencia de 'rigideces nominales y reales' en los mercados de bienes y servicios y que pudieran llegar a afectar a la competitividad de los productos.

Respecto a la inflación, el consejero del BCE, Eugenio Domingo Solans, que también participó en la apertura de las jornadas, descartó que las recientes subidas del precio del petróleo amenacen la recuperación europea y aseguró que la inflación se situará en el 2% hasta finales de año y caerá por debajo de esa cifra en 2004.

Deuda familiar

El gobernador del Banco de España intentó restar gravedad al nivel de endeudamiento de las familias y aseguró que forma parte del proceso de convergencia con la UE, donde el escenario de estabilidad ha modificado el patrón de gasto, ahorro y endeudamiento de las familias y del conjunto del sector privado, según su análisis.

'De manera rápida España se ha ido aproximando a la media de endeudamiento familiar de la UE. Hay que ver este proceso con este espíritu de convergencia hacia la media europea, por lo que hay que ser prudente y, en ningún caso, enviar una señal de alarma'.

Caruana aprovechó la ocasión para recordar que el PIB per cápita español ha reducido su diferencial con la media europea siete puntos porcentuales en los últimos ocho años. Una avance que el gobernador atribuyó a las reformas estructurales y la consolidación presupuestaria.

El 2%, suelo para los tipos

Eugenio Domingo Solans, consejero del BCE, justificó ayer la política de la entidad al asegurar que 'más allá de cierto punto, una política monetaria más expansiva no genera más crecimiento'.

Este análisis implica que la autoridad monetaria no ve necesidad de relajar los tipos de interés más allá del 2% actual y que el precio del dinero ha tocado suelo.

Solans aclaró que cuando se producen elevados aumentos de productividad, en un entorno de bajos tipos de interés, no hay riesgo de tensiones inflacionistas. 'Y eso es lo que está sucediendo en nuestras economías. El BCE toma decisiones en función de ese escenario', dijo.