Plan Hidrológico

Aznar asegura que el trasvase del Ebro se hará "con o sin fondos europeos"

El presidente del Gobierno, José María Aznar, aseguró ayer tajantemente en Bruselas que el trasvase del Ebro hacia Barcelona, las cuencas del Júcar y el Segura y Almería se llevará a cabo con o sin financiación comunitaria. 'La obra, en todo caso, se va a realizar', afirmó Aznar al término del Consejo Europeo celebrado durante dos días en Bruselas. La Comisión Europea concluía ayer dos días de reuniones técnicas para calibrar los argumentos a favor y en contra del trasvase defendidos, respectivamente, por el ministerio español de Medio Ambiente y el Gobierno autonómico de Aragón apoyado por varias organizaciones.

La reunión se centró en el posible impacto del trasvase en el caudal del río Ebro y, en concreto, en el estado ecológico y químico del delta de la desembocadura. Las conclusiones que extraiga la Comisión determinarán la concesión o no de financiación comunitaria para esta parte del Plan Hidrológico Nacional. El Gobierno español confiaba, cuando aprobó el plan en 2001, en que los presupuestos comunitarios sufragaran al menos un tercio del coste total de las obras.

En ciertos sectores de la construcción se intuye que esta podría ser la última inyección sustancial de fondos europeos en España antes de la adhesión a la UE de los países del Este. Pero Bruselas duda sobre la viabilidad medioambiental de los tres principales proyectos relacionados con el trasvase desde el bajo Ebro. 'Espero y deseo que las primeras obras del trasvase empiecen cuanto antes', afirmó Aznar. 'Una cosa es que España disponga de más o menos fondos para los proyectos (...), pero la obra, en todo caso, se va a realizar', advirtió el presidente ante las dudas de Bruselas. El Gobierno aragonés denunció ayer mismo ante la Comisión lo que califica de 'incumplimiento del derecho comunitario' en ciertas partes del plan. Aznar considera 'lamentable' que 'se denuncien fuera de España las decisiones alcanzadas soberanamente en el parlamento español'.