Consejo

PP y PSOE abordan las elecciones de las cajas con voluntad de acuerdo

Los dos grandes partidos buscan alcanzar acuerdos en las elecciones para renovar órganos de gobierno en la aragonesa Ibercaja y las valencianas Bancaja y CAM, según fuentes políticas y de las cajas.

En Aragón 'todos los partidos quieren adaptar la representación en Ibercaja al nuevo mapa de fuerzas tras las elecciones autonómicas', dicen en el PSOE. En la Comunidad Valenciana no hay atisbo de fricción, aunque el proceso aún es incipiente.

Castilla y León, gobernada por el PP, y Asturias, por el PSOE, son los últimos ejemplos de pacto con Gobiernos de distinto signo. En ambos casos, el anterior proceso estuvo marcado por el conflicto. Caja España, tradicional tapete de lucha política, renovó cargos el mes pasado con un consenso histórico. Tampoco hubo conflicto en Caja Duero, Caja Ávila y Caja Segovia. La excepción ha sido Caja de Burgos. Mientras, el proceso en Cajastur, en enero pasado, se saldó con unanimidad tras la grave crisis de 2000 provocada por la lucha de dos facciones del PSOE. 'Los partidos pactan porque no quieren reabrir viejas heridas', dicen en las entidades. Otro ejemplo, Murcia. 'Las renovaciones aquí son una balsa de aceite', asegura un alto directivo de Caja Murcia.

El mensaje recurrente desde las cajas es la necesidad de evitar interferencias políticas en pro de la buena marcha de las entidades.

Autonomías sin adaptación a la Ley Financiera

Extremadura y Canarias son las más rezagadas en la obligación de adaptar sus legislaciones a las normas sobre cajas que impuso la Ley Financiera (aprobada en noviembre de 2002). El Gobierno extremeño, presidido por Juan Carlos Rodríguez Ibarra, ya justificó en su día que no había tiempo de asumirlo en el plazo marcado. Pese a que la fecha límite para hacerlo expiró el 23 de mayo, aún hay otras cuatro autonomías que no han aprobado una ley para asumir la norma estatal, pero ya cuentan con un borrador. Es el caso de Cantabria, Galicia, La Rioja y Castilla-La Mancha, esta última tiene ya un texto redactado que ya pasó a las dos principales cajas de la región (Caja Castilla-La Mancha y Caja de Guadalajara). Aunque el Gobierno manchego rechaza confirmarlo oficialmente.

A pesar de que Navarra ya cumplía con la exigencia de la Ley Financiera de limitar al 50% el peso de Administraciones públicas en los órganos de gobierno de las cajas, el Ejecutivo tiene un anteproyecto de ley sobre cajas que aprobará en breve, según un portavoz de la Consejería de Economía.

Polémicas del pasado y del futuro

Las luchas en La Caixa y Caja Madrid

Las confrontaciones más sonadas entre partidos políticos en el seno de las cajas, las que han dejado huella, han sido las vividas primero en La Caixa, en marzo pasado, y en Caja Madrid, hace menos de un mes. Un extraño pacto entre CiU y PP, ya entonces con la mirada puesta en las elecciones del próximo noviembre, se saldó con la salida de Josep Vilarasau como presidente de la primera caja del país.

Mientras, las elecciones en Caja Madrid para renovar a la asamblea y el consejo provocó una verdadera batalla entre PP y PSOE, con el enfrentamiento de dos facciones de CC OO de fondo. Resultado: el PSOE ha perdido la vicepresidencia y la presencia en el comité ejecutivo.

Los cambios en la Ley de Transparencia

El PP está a favor de votar dos enmiendas a la Ley de Transparencia en materia de cajas, según fuentes parlamentarias. La primera, en el caso de créditos a ayuntamientos, que las cajas informen sólo de los otorgados a aquellos presentes en los órganos de las entidades. Esto no cambia la exigencia de detallar préstamos a partidos representados en consejo y asamblea. Y la segunda, que los miembros del comité de inversiones y de retribuciones sean elegidos entre los consejeros. Algunas cajas temen que, sin enmienda, el texto deje una vía para que los partidos entren en el comité de inversiones. El presidente de la CNMV, Blas Calzada, se opuso ayer a que en ellos figuren miembros independientes.