Junta

ACS y Dragados aprueban su fusión y crean la primera constructora de España

La fusión entre ACS y Dragados dará lugar al mayor grupo constructor de España, y el tercero en Europa, con un beneficio neto que ascenderá a 380 millones de euros y unos ingresos de 10.800 millones de euros. El nuevo grupo, que se denominará ACS Actividades de Construcción y Servicios, tendrá una capitalización bursátil de 4.400 millones de euros, con unos fondos propios cercanos a los 2.000 millones y una deuda neta inferior a 1.500 millones.

El presidente de Dragados, Antonio García Ferrer, aseguró a los accionistas que el proyecto de fusión es "ilusionante y positivo" y destacó que la creación de sinergias permitirá aumentar el beneficio por acción y ahorrar 85 millones de euros al año a partir de 2006.

Al término de la reunión, García Ferrer afirmó ante los medios de comunicación que el próximo 1 de diciembre el nuevo grupo se inscribirá en el registro mercantil y que, posteriormente, se constituirá el nuevo Consejo de Administración, del que dijo que "no hay ninguna prisa inmediata para constituirlo".

ACS 35,74 -0,67%

El máximo responsable de Dragados señaló que "poco a poco" se irán definiendo los nuevos cargos del grupo, analizando cada posibilidad, y apuntó que "todo eso conviene hacerlo sin prisa pero sin pausa". Según Ferrer, en la nueva sociedad algunos accionistas conocen el sector y, a su juicio, "es una ventaja que parte del capital esté en manos de uno de los principales ejecutivos de la compañía".

En cuanto a los objetivos del nuevo grupo, García Ferrer manifestó en la presentación que en el sector de la construcción se prevé aumentar la rentabilidad a través de obras de gran tamaño con un elevado valor añadido.

Esta estrategia irá acompañada, según explicó, de un incremento de especialización y una expansión internacional selectiva en países con presencia estable. En el sector industrial, la nueva compañía pretende invertir en negocios intensivos en tecnología, disponer de ingenierías de proyectos "llave en mano", plantas de fabricación y montaje, así como de empresas especializadas.

En el área de los servicios, la nueva empresa ACS prevé unas tasas de crecimiento de dos dígitos y el fomento la expansión de servicios portuarios y logísticos. Por su parte, en el campo de las concesiones, pretende reforzar el liderazgo mundial y llevar a acabo inversiones selectivas y diversificadas. En este área de actividad, el nuevo grupo será líder mundial, al contar con 42 concesiones de carreteras, túneles y autopistas, 5 aeroportuarias, 1 ferroviaria, 1 de Metro, 2 de telecomunicaciones y 135 de aparcamientos.

Sobre su presencia en Argentina, el presidente apuntó que "no nos vamos a mover de allí, porque llevamos desde 1968 y hemos pasado todas las vicisitudes" y porque se trata de un país "que es seis veces España, con enormes posibilidades y mucha riqueza".