Previsiones

Los accionistas de ACS y Dragados votan mañana su fusión

Los accionistas de ACS y de Dragados votarán mañana en sendas juntas extraordinarias la fusión por absorción del primer grupo constructor sobre el segundo, un proceso que está previsto que concluya a finales de este mismo año.

Esta fusión, que se hará mediante el canje de un título de ACS por cada 2,06 de Dragados, dará lugar al mayor grupo constructor español y uno de los primeros de Europa, con presencia en cincuenta países, una plantilla de unos 92.000 trabajadores y un resultado bruto de explotación de unos 900 millones de euros.

El grupo resultante, que se seguirá denominando ACS, el nombre Dragados quedará para las actividades puramente de construcción, facturará cerca de 10.800 millones de euros y contará con una capitalización bursátil de unos 4.300 millones. En la nueva ACS, las actividades de construcción y servicios tendrán el mismo peso y el negocio en el exterior supondrá cerca del 20% de las ventas.

ACS 35,97 -0,36%

Además de la aprobación de la fusión por parte de los accionistas, también está previsto que mañana se apruebe la ampliación del capital de ACS en 81,69 millones de euros con la que se emitirán los 54,46 millones de nuevos títulos necesarios para hacer frente al canje de acciones. Los fondos de inversión que participan en el capital de Dragados ya han presentado quejas ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) por considerar que este canje les perjudica, ya que supone valorar sus acciones por debajo de los 22,22 euros ofrecidos en la Oferta Pública de Adquisición de acciones (OPA) presentada por ACS sobre 10% de la constructora a primeros de año.