Salarios

Aznar condiciona la mejora de la economía a la moderación salarial

Alzas salariales excesivas pueden ralentizar la creación de empleo y frenar el crecimiento económico. Así lo cree José María Aznar, quien ayer aprovechó su intervención en el Foro Abc para calificar de 'injustificadas' las subidas de precios que se han dado últimamente en los sectores de la hostelería y la alimentación.

El presidente del Gobierno señaló, a modo de testamento político, que España dispone de bases sólidas para encarar la recuperación económica a partir del año que viene y de margen suficiente para continuar con reformas estructurales que afecten al mercado laboral, con nuevas rebajas de impuestos incluidas. Esta situación ha sido posible, explicó, gracias al saneamiento de las finanzas del Estado emprendido a partir de 1996, lo que ha permitido que aumente la confianza de los inversores nacionales y extranjeros.

Aznar mantuvo que el desafío del nacionalismo vasco que supone el plan del lendakari Ibarretxe exige que de las elecciones de marzo salga 'un Gobierno fuerte' que tenga claro el modelo de Estado. El PP, añadió, está dispuesto a dejarse acompañar en la ofensiva contra el plan soberanista, pero si no obtiene ayuda la protagonizará en solitario. Si la alternativa al PNV que se construyó hace tres años ya no existe, argumentó, no es por culpa del PP sino del PSOE.

Los asistentes a la conferencia del presidente, empresarios en su mayoría, se quedaron sin saber qué hará exactamente Aznar después de las elecciones de marzo, más allá de presidir la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES). 'Ya veremos, aunque si se interesa por saber sí tengo la aspiración de seguir dedicado intensamente a las tareas políticas, le diré que no. A mis años se puede ser abuelo y se puede empezar una nueva vida, o no', agregó. Su hija Ana prevé dar a luz en el mes de junio.