Cinco sentidos

300 empresas esperan un palco en el Bernabéu

Los palcos privados en los estadios de fútbol se han convertido en objeto de deseo por parte de todo tipo de empresas. El mayor exponente es el Real Madrid. El club dispone de 200 palcos, que pretende ampliar hasta 220 cuando finalicen las actuales obras del estadio. A pesar de esta oferta, la lista de espera se acerca a las 300 compañías.

Los expertos hablan de una mezcla de ocio y negocio para justificar tanta demanda. Un fenómeno a medio camino entre el marketing y las relaciones públicas que causa furor. 'La empresa que alquila estos recintos selecciona a quién invita. Se crea un ambiente positivo en un contexto festivo que predispone a la gente a hacer negocios en común', comenta Francisco Iniesta, profesor de marketing del IESE de Barcelona.

El objetivo es que los campos de fútbol abran todo el año. Para ello, y ante las peticiones de las empresas, muchos clubes ofrecen la posibilidad de celebrar reuniones o presentaciones en sus espacios. 'Las compañías asocian su imagen a un evento y a una institución con el que están interesados que se les relacione. Un ejemplo es Moet Chandon, que patrocina actos relacionados con el lujo como pueden ser los desfiles de moda', argumenta Iniesta.

Asimismo los palcos suponen una importante fuente de ingresos para los clubes en un momento en el que los contratos de televisión se negocian a la baja. En España el Real Madrid se ha convertido en un referente en la explotación de estos recintos. Equipos como el Mallorca, el Deportivo o la Real Sociedad han estudiado de cerca el caso del Santiago Bernabéu para aplicarlo a sus estadios.

Los palcos más pequeños en el estadio blanco tienen una capacidad de ocho plazas y hay dos para 70 personas, aunque la media oscila entre los 12 y los 20 asientos. Los palcos más baratos cuestan 50.000 euros y los más caros, 180.000 euros la temporada.

A pesar de estas tarifas se los quitan de las manos. 'No hay nada disponible. Los clientes que disfrutan de palco tienen preferencia para renovar y el número de bajas es casi nulo', apunta Ricardo Gallego, ex futbolista del Real Madrid y actual responsable de la gestión de los palcos del Bernabéu.

Gallego no da nombres, pero señala que 'casi todas las grandes empresas españolas' tienen palco privado, así como muchas multinacionales. 'El uso más normal que les dan consiste en invitar a clientes y proveedores de la ciudad del equipo rival', explica. El club blanco ha optado por dar un servicio integral a sus clientes que abarca desde el catering hasta plazas de aparcamiento. Por el contrato las empresas no pueden arrendar los palcos a terceros.

Los equipos ponen un decorado inmejorable. Sólo falta que la pelota entre para que no se estropee la tarde de los VIP o, en el mejor de los casos, el posible negocio que pueda fraguarse en el palco.

Ver fútbol rodeado de lujo

envÍo de entradas: El club personaliza las entradas y se las envía a la empresa por mensajero en cada partido. El cliente sólo se tiene que preocupar de elegir a los invitados.

Minibarcatering: Los aficionados de a pie tienen prohibido introducir alcohol en el campo. Los palcos disponen de un surtido minibar. Hay también grifos para tirar cañas.

Catering: Los días previos al partido las despensas de los palcos se llenan con alimentos proporcionados por las mejores firmas de catering. Los palcos disponen también de azafatas.

Televisión: Para ver las jugadas al detalle los palcos disponen de un circuito cerrado de televisión. Se puede elegir entre el partido que hay en el estadio o cualquier otro de la liga española o de otros campeonatos.

Parking: Algunos equipos ofrecen a los clientes la posibilidad de aparcar el coche en el parking del estadio.

Ropero y aseos: La oferta de los palcos privados se completa con ropero, aire acondicionado y calefacción, y zona de aseos privada. Tras el pitido final un equipo de limpieza se encarga de dejarlo todo listo para el siguiente encuentro.

El Barça amplía su oferta

La pasión por los palcos no afecta sólo a los equipos denominados como grandes. De los clubes de primera división (20 en total) que han respondido a la encuesta de este periódico tan sólo tres han reconocido carecer de este tipo de recinto: Athletic de Bilbao, Real Murcia y Real Zaragoza. Ahora bien, no todos los palcos ofrecen los mismos servicios ni tienen los mismos precios. El Barça, por ejemplo, dispone de 92 palcos. Las tarifas oscilan entre los 33.000 euros y los 62.000 euros por temporada. 'La demanda este año ha sido superior a la oferta, con lo que hay un proyecto de nuevos palcos en la zona de tribuna', según fuentes del club. En el Vicente Calderón la gestión de los palcos corre a cargo de dos empresas externas al club: Palcos Rojiblancos y Palcos Atléticos.

En total hay 74 recintos, 14 de ellos aún están disponibles. El precio, según su capacidad, varía entre 13.800 euros y 10.000 euros. Alcampo, Adecco o Barclays son algunas de las empresas con palco en el estadio.