World Telecom 2003

Gates apuesta por la innovación para obtener nuevos ingresos

Bill Gates, presidente de Microsoft, ha realizado hoy un llamamiento a las compañías de telecomunicaciones para que apuesten por el desarrollo e innovación del software, como medida para buscar nuevas fuentes de ingresos, en un mercado que mueve anualmente unos 212.000 millones de euros.

En su discurso inaugural de la feria comercial Telecom World 2003 que se celebra anualmente en Ginebra y que reúne a los grandes del sector de las telecomunicaciones, Gates ha comentado que ¢el software es vital para la salud de la industria de la telecomunicaciones, que emerge de una de las caídas más bruscas de su historia¢. Por otro lado, ha presentado una serie de proyectos entre los que destaca sus planes para impulsar la televisión de calidad sobre Internet de banda ancha, un nuevo teléfono inteligente desarrollado por Microsoft para Orange y un acuerdo con Vodafone para nuevos servicios de mensajería móvil.

En este sentido, hoy Vodafone y Microsoft han anunciado que promoverán conjuntamente entre los desarrolladores de software, la creación de aplicaciones que funcionen fácilmente tanto en móviles como en ordenadores personales. Esto podría llevar a un servicio por medio del cual, por ejemplo, un automovilista al que se le rompe el coche podría usar su teléfono móvil para hallar un servicio mecánico por Internet y automáticamente mandarle la localización de su vehículo en la carretera.

Microsoft, que gasta anualmente unos 6.362 millones de euros en I+D está intentando seguir ganando terreno en una industria que actualmente se enfrenta a una saturación de su software clave, Windows y Office, un incremento de la competencia y un reto importante: la lucha contra la piratería. Además, su presidente es consciente de que la recuperación de la inversión en su negocio de software para telefonía móvil podría retrasarse bastantes años. Las primeras ventas de los teléfonos inteligentes de Orange y Microsoft han sido decepcionantes. Sin embargo, Gates ha señalado que unos 22 operadores en todo el mundo planean lanzar su propia versión de estos teléfonos, que permite a los usuarios acceder a información de su ordenador, ver su agenda y enviar 'e-mails'.